viernes, 8 de julio de 2016

UN SNACK SALUDABLE: LOS ENCURTIDOS

Como ya sabéis estoy trabajando en “casi” el sur
de España y a parte de calor y buena comida también hay sitios maravillosos y unos encurtidos bueniiiiiiiiiiiiiiisimos.

Es cierto que en otros lugares de España también hay encurtidos pero la verdad es que aquí hay maravillas. Pero no voy a mencionar los encurtidos, salazones, y cosas muy especiales que hay. Hablaremos de los típicos encurtidos y sus aportes nutricionales sanos y no tan sanos.
Su sabor ácido, bajo contenido en grasas y propiedades digestivas lo convierten en el aperitivo perfecto. Sus peros: el exceso de sal y de vinagre.

Encurtir es uno de los procesos de conservación de alimentos más antiguos que existen y según el director de aceitunas Bernal, Manuel Bernal, un encurtido “es cualquier producto curado en vinagre”.
EL contenido en grasas delos encurtidos vegetales (pepinillos, guindillas, cebollitas, alcaparras, berenjenas, zanahorias, rabanitos, remolacha…) es mínimo, en torno al 1%, por lo que pueden ser un buen aliado para picar entre horas. “Los encurtidos son productos saludables que evitarán que se coja peso y ayudarán a saciar el hambre”.

Esto es aplicable también a las aceitunas, pero a diferencia de los otros encurtidos contienen un 12% de grasas en el caso de las verdes y un 30% las negras. Sin embargo, estas grasas son insaturadas, en una proporción adecuada no ponen en riesgo nuestra salud y además son beneficiosas para reducir los niveles de colesterol bueno o HDL.
Además, las aceitunas son muy ricas en aceites omega-3 y 6, vitaminas C y A, tiamina, sodio, hierro y fibra.

Los encurtidos favorecen la flora intestinal, ayudan a la digestión de alimentos, tonifican el hígado, alivian el estreñimiento y la aerofagia, quitan el deseo de comer alimentos ricos en azúcar, en general ayudan a controlar los niveles de colesterol, tienen efecto saciante, poco aporte calórico y bajo contenido en grasas, así que por eso se suelen recomendar en dietas de adelgazamiento.
El consumo habitual de encurtidos asociados al refuerzo de la inmunidad crea una barrera determinante en el control de los microorganismos patógenos, responsables de infecciones y trastornos gastrointestinales. Ante los evidentes beneficios orgánicos de los encurtidos se aconseja su consumo, en particular, entre los niños y ancianos o cualquier persona que esté tomando antibióticos, dado que estos combaten todo tipo de bacterias.

El principal problema que podemos encontrarnos con los encurtidos es que suelen tener un alto contenido en sal. Las personas hipertensas tienen que tener especial cuidado con esto al consumirlos.
AESAN y OMS coinciden en que no debemos exceder los 5 gramos de sal al día.  Un truco para reducir su contenido en sal y vinagre es lavarlos, aunque como afirma la nutricionista también “disminuye su sabor característico”.

Otra opción es seleccionar aquellos variantes con menor contenido en sal. En ocasiones, la lectura de la composición de los alimentos puede ser confusa, ya que en lugar de sal en los ingredientes pone sodio. Para saber cuál es la cantidad de sal contenida en la cifra de sodio, basta con aplicar la fórmula propuesta por el Ministerio de Sanidad: gramos de sodio x2,5= sal.

Otra cuestión que preocupa a los consumidores es si la ingesta del vinagre empleado como conservante de los encurtidos puede generar alguna complicación digestiva, pero el director de Aceitunas y encurtidos Bernal afirma: El agua es muy buena, sin embargo si bebes demasiada, al final es mala. Todo es bueno en su justa medida. Ahora mismo se están incluyendo tablas nutricionales en el etiquetado y nosotros en nuestros productos aconsejamos sobre cuál es la cantidad de ingesta diaria correcta. Fuente: el mundo domingo 6 de marzo. Artículo escrito por Laura Díez (transcripción de algunos párrafos)

Montserrat A

A healthy snack: pickles
As you know I am already working on "almost" southern part of Spain and heat and good food there are also wonderful places and some bueniiiiiiiiiiiiiiisimos pickles.

It is true that in other parts of Spain also have pickles but the truth is that there are wonders. But I will not mention the pickles, salted fish, and very special things there. We'll discuss the typical pickles and healthy nutritional intake and not so healthy.
Its sour taste, low fat and digestive properties make it the perfect appetizer. His buts: excess salt and vinegar.

Pickling is one of the preservation processes oldest foods that exist and according to the director of olives Bernal, Manuel Bernal, a pickle "is any product cured in vinegar".
The fat content delos pickled vegetables (gherkins, peppers, onions, capers, eggplants, carrots, radishes, beets ...) is at least about 1%, so it can be a good ally to snack between meals. "The pickles are healthy products that will prevent weight lame and help satisfy hunger".
This applies also to the olives, but unlike other pickles containing 12% fat in the case of green and 30% black. However, these fats are unsaturated, in an appropriate proportion not endanger our health and are also beneficial to reduce levels of HDL cholesterol.
In addition, the olives are rich in omega-3 and 6, vitamins C and A, thiamine, sodium, iron and fiber oils.
Pickles promote intestinal flora, help food digestion, tone the liver, relieve constipation and aerofagia, take away the desire to eat foods high in sugar, generally help control cholesterol levels, have satiating effect, little calorie and low fat intake, so it is usually recommended in slimming diets.
Regular use of pickled associated with immunity booster creates a barrier determinant in controlling pathogenic microorganisms responsible for infections and gastrointestinal disorders. Given the obvious benefits of organic pickles are advised consumption, particularly among children and the elderly or anyone who is taking antibiotics, since these combat all kinds of bacteria.
The main problem that we can find pickles is that they often have a high salt content. Hypertensive people have to be careful with this when eating.

AESAN and WHO agree that we should not exceed 5 grams of salt a day. One trick to reduce their salt content and vinegar is to wash them, even as says nutritionist also "decreases its characteristic flavor."
Another option is to select those variants with lower salt content. Sometimes reading the food composition can be confusing, because instead of putting salt in the ingredients sodium. To know the amount of salt contained in the amount of sodium, simply apply proposed by the Ministry of Health the formula: x2.5 = grams of sodium salt.

Another issue of concern to consumers is whether the intake of vinegar used as a preservative for pickles can cause some digestive complications, but the director of olives and pickles Bernal says: Water is very good, but if you drink too much, in the end is bad. Everything is good in perspective. They are now including nutritional labeling tables in our products and we advise on what is the correct amount of daily intake. Source: The World Sunday, March 6. Article by Laura Díez (transcription of some paragraphs)

Montserrat A