lunes, 18 de julio de 2016

COMO NO AMARGARNOS EN LA OFICINA

Cuando hablamos de felicidad y oficina siempre terminamos hablado de actitud o cambio de actitud para poder afrontar situaciones inevitables donde la única solución sería abandonar el trabajo, un lujo que en estos momentos casi nadie se lo puede permitir.
Pero hay que ser positivo y práctico, veamos que hacer para afrontar y superar esta situación.
Los esquemas rígidos de algunas empresas dejan poco margen a la felicidad o a trabajar con alegría y tranquilidad, planteándolo como algo no rentable cuando  podría ser un objetivo primordial y rentable.

Pero no podemos negar que, a veces, nos rodeamos de jefes tóxicos,  clientes exigentes, compañeros egoístas…  estas situaciones nos minan y nos absorben la energía aunque lo lamentable de toda esta situación es que no nos permiten ver las posibles vías de escape para mejorar en rendimiento sin la necesidad de dejarnos la vida.

Las personas que trabajan y están centradas en perseguir sus objetivos mejoran su salud y son más felices. No olvidemos que un trabajo aficionado puede dar estabilidad e incluso ayudar a soportar mejor las tensiones en otros aspectos de la vida cotidiana.
 Pertenecer al grupo de personas que disfrutan de su trabajo no quiere decir ser un bicho raro, también se levantan con pereza, pero esta situación es diferente ya que la valoración de trabajo y ocio no es tan diferente ni dispar.  Quien disfruta de su trabajo sabe que puede convertirlo también en una experiencia óptima.

Por ejemplo, un conductor habla con sus compañeros y se queja del tráfico, de lo aburrido de la ruta, de los clientes… pero hay otro que cuando suben los clientes les sonríe, es simpático… pero hay clientes que lo agradecen y contagia la alegría y el positivismo.
En realidad, la felicidad viene de dentro: tenemos el poder de cambiar nuestras respuestas mentales y emocionales sobre el mundo que nos rodea y eso hace que tengamos la sensación de mayor control y bienestar.

Seligman elaboró una  fórmula para la felicidad duradera: la satisfacción personal es un proceso interactivo que surge de la relación entre la mente y el mundo.
Para ser feliz es imprescindible tener la facultad de cambiarse a sí mismo y de dirigir el propio futuro, pero también significa sentirse capaz de cambiar el entorno y de hacer algo valioso para los demás.
·         Mejorar las fortalezas. La autoeficacia, creer en nuestras propias capacidades. La esperanza, el optimismo, la resiliencia, compromiso con la tarea.
·         Favorece la comunicación. Sentir apoyo emocional en el lugar de trabajo ayuda a la salud, fomenta el aprendizaje, favorece  las emociones positivas, la creatividad y la implicación.

Somos capaces de reprogramarnos y es necesario hacerlo para llegar a darnos una oportunidad y conseguir ese estado de ánimo que nos ayude a conseguir la felicidad en el trabajo,por tanto, intentemos no terribilizar jamás. Hay que despojarse de todas las necesidades, salvo la comida y la bebida; no tienes necesidad de tener pareja, ni hijos, ni trabajo, ni muchos amigos, ni comodidad… acepta incondicionalmente a la gente; adopta la filosofía de que todo el mundo es bueno por naturaleza, y si no, padece una enfermedad. Aceptate a ti mismo y ámate, es lo único que necesitas para tener una gran autoestima.
Fuente: el mundo domingo 20 de marzo 2016

Montserrat a


As bitter in the office
When we talk about happiness and office always we end up talking about attitude or change of attitude to face unavoidable situations where the only solution would be to abandon the work, a luxury that now almost anyone can afford.
But be positive and practical, let's see what to do to address and overcome this situation.
Rigid schemes of some companies leave little room to happiness or to work with joy and tranquility, posing it as not profitable when it could be a major and profitable target.

But we can not deny that sometimes we surround ourselves with toxic bosses, demanding customers, selfish peers ... these situations undermine us and absorb energy but the unfortunate thing about this whole situation is that do not allow us to see the possible escape routes to improve performance without the need to leave us life.
People who work and are focused on pursuing their goals and improve their health are happier. Do not forget that an amateur work can provide stability and even help better withstand the stresses in other aspects of daily life.

 Belonging to the group of people who enjoy their work does not mean being a freak, too lazy rise, but this situation is different because the valuation of work and leisure is not so different or mixed. Who enjoys his work knows that he can also make an optimal experience.
For example, a driver talking with peers and complains about the traffic, how boring route, customers ... but there is another that when customers upload their smiles, is friendly ... but there are customers who appreciate it and spread the joy and positivism.

In fact, happiness comes from within: we have the power to change our mental and emotional responses to the world around us and that makes us feel more control and comfort.
Seligman developed a formula for lasting happiness: personal satisfaction is an interactive process that arises from the relationship between the mind and the world.
To be happy is essential to have the power to change himself and direct the future itself, but it also means feeling able to change the environment and do something worthwhile for others.
• Improve strengths. Self-efficacy, belief in our own abilities. Hope, optimism, resilience, commitment to the task.

• Promotes communication. Feeling emotional support in the workplace helps health, encourages learning, supports positive emotions, creativity and involvement.

We are able to reprogram and you need to do to get to give us a chance and get that mood to help us achieve happiness at work, therefore, we never try terribilizar. We must shed all needs except food and drink; You have no need to have a partner, no children, no job, not many friends or comfort ... unconditionally accepts people; adopts the philosophy that everyone is good by nature, and if not, have a disease. Accept yourself and love yourself is all you need to have great self-esteem.
Source: The World Sunday March 20, 2016

Montserrat