viernes, 7 de agosto de 2015

ALIMENTOS Y PLANTAS QUE ACTIVAN EL CEREBRO

Activar el cerebro es un tema muy interesante e importante en la sociedad moderna, ya que en los tiempos que corren lo tenemos que utilizar mucho más que en épocas anteriores.
Artículo escrito por Josep Lluís Berdonces.

Tenemos pánico , terror a perder nuestras capacidades mentales. Y en una época en que enfermedades como el Alzheimer ya no son anécdotas sino más bien son el tipo de demencia más frecuente entre nuestros mayores, y a veces no tan mayores, se hace vital.
Sería un error pensar que con plantas, especias y un poquito de dieta vamos a  solucionar esta verdadera plaga del siglo XXI. Pero lo que sí es cierto es que muchos alimentos, complemento o plantas nos pueden ayudar un poquito a reducir sus secuelas, y a aliviar los síntomas.
Productos naturales en realidad producen una activación de los neurotransmisores que pueden fortificar la memoria y la capacidad mental, si somos capaces de utilizarlas de forma adecuada.

Este fue el primer neurotransmisor descubierto. Se localiza especialmente en las conexiones biológicas ( sinapsis) del sistema nervioso central.
En el sistema nervioso central está  localizada en las interneuronas y en los núcleos de l base del cerebro. La degradación de esta vía colinérgica (responde a la acetilcolina) es una de las causas consideradas responsables del desarrollo de la enfermedad de Alzheimer. La acetilcolina es producida a partir de precursores como la colina y la acetil-coenzima A, en todas las neuronas.
Cuando existe un aumento de la actividad nerviosa, es necesaria una mayor cantidad de acetilcolina para permitir una mayor eficiencia de la conducción de los impulsos nerviosos.
El alto contenido  de acetilcolina se ve inhibido por otras enzimas, especialmente la acetilcolinesterasa, que la degrada .
De todas formas sí debemos evitar que nuestra dieta sea deficitaria en colina, más que procurarnos grandes cantidades de ella. En todo caso para asegurar que el proceso de formación de acetilcolina no se vea inhibido por falta de materia prima.
La mayoría de la acetilcolina de las neuronas se acumula en vesículas de unas 100 micras de diámetro, aunque una parte de ella está localizada libre en la neurona. Sólo la acetilcolina libre puede ser degradada, mientras que la que permanece en las vesículas está a l amparo de su degradación.

En la enfermedad del Alzheimer existe un notable deterioro de la conducción nerviosa, y existe una reducción importante de acetilcolina en las sinapsis de la corteza cerebral y de los núcleos caudados.

La enfermedad de Alzheimer se está convirtiendo en la forma más común de la demencia, y en ésta enfermedad se forman acúmulos de fibra en el cerebro y especialmente en las placas neurales; pero si vamos a observar cual es el estado de los neurotransmisores nos damos cuenta de que el déficit más importante en las personas con Alzheimer es del neurotransmisor acetilcolina, generalmente ocasionado por un déficit de las enzimas encargadas de su producción.

Enzimas para la acetilcolina
La acetilcolinesterasa es la enzima clave en la degradación o destrucción de la acetilcolina, y sin duda su sin inhibidores son el tratamiento más  prometedor de enfermedades como el Alzheimer, demencias, ataxia, enfermedad de Parkinson o Miastenia gravis. Si podemos  inhibir su acción, el neurotransmisor acetilcolina se mantiene mucho  más tiempo en el plasma sin degradarse o destruirse.
Muchas plantas nos ofrecen una acción inhibidora de ésta enzima, y de hecho los fármacos que hoy en día se producen con esta acción son extraídos o basados mayoritariamente en las plantas medicinales, plantas medicinales que en algunos casos se han considerado tóxicas.

Alimentos ricos en colina
La colina es un nutriente que podría ser considerado como una vitamina, una de las vitaminas B. Los alimentos  que contienen más colina son las carnes, los pescados, los lácteos y los huevos. La yema de huevo es especialmente  rica en colina y es uno de los primeros alimentos a recomendar por su fácil disponibilidad y digestión. Una yema de huevo contiene 115mg de colina.
El yogur, mejor que la leche, es el segundo alimento a recomendar, porque 100gr contienen hasta 45mg de colina en su composición
Las legumbres como los garbanzos también tienen colina ( hasta 60mg por ración) aunque si lo preferimos podemos incluir otras legumbres como lentejas, judías o soja.
Los frutos secos  son el siguiente alimento a tener en cuenta. Se pueden consumir enteros o reducirlos hasta convertirlos en harina para incluirlos en postres, sopas o purés. Las almendras, piñones, pipas de girasol, semillas de calabaza o sésamo son algunas de las más interesantes.
El cacao también tiene un contenido  importante en colina, y nada mejor que un bol de chocolate con leche para tener un aporte importante de esta sustancia.
Los vegetales de la familia de las crucíferas como la col, coliflor, o brócoli contienen hasta 60mg de colina por ración una vez cocidas.
Otra de las principales fuentes de colina es la lecitina de soja . Todos los productos  a base de soja nos sirven para aumentar el contenido en colina, aunque es una legumbre mucho menos utilizada aquí que en Oriente.

Las especias
Suelen ser un remedio fácil de utilizar ya que tan solo tenemos que incluirlas en la dieta para activar nuestro cerebro, o el de las personas con enfermedades neurodegenerativas. El sentido del gusto y del olfato son complejos  y exigen la participación de neurotransmisores y de las vías nerviosas para conseguir una sensación adecuada. Cuando estas vías están deterioradas fallan todos los sentidos y la pérdida del gusto y del olfato, lo que puede ser uno de los primeros síntomas de la demencia o del Alzheimer.

Romero: es considerado un tranquilizante, aunque su acción sobre el cerebro y nuestro estado de ánimo es algo más compleja.
Se ha considerado popularmente que el consumo de romero refuerza el intelecto y la memoria, posiblemente debido a sus virtudes tonificantes generales.
Azafrán: Parece inhibir los depósitos de la nociva proteína –amiloide, que degrada las neuronas y acelera el proceso íntimo de lesión en la enfermedad de alzheimer. La suplementación con esta especia es segura y efectiva.
Clavo de olor: Tiene una acción estimulante y mejora el rendimiento físico, reduciendo la astenia. A esta se une una acción beneficiosa sobre la memoria, aunque sin haberse comprobado efectos sobre la acetilcolinesterasa, como sucede con otras especias. El clavo está indicado en personas con déficit de memoria, a las cuales además les estimulará la sensibilidad gustativa. También se sabe que el clavo tiene acción antidolorosa, incluso anestésica, esto precisamente es lo que evaluó un equipo de investigadores de Nueva Delhi que observo una mayor resistencia al dolor y una mejoría de las funciones cognitivas y de retención de memoria.
Nuez moscada: Tiene acción inhibidora potente de la enzima acetilcolinestersa. El consumo de nuez moscada aumenta la acetilcolina cerebral. El efecto de la nuez moscada sobre el cerebro es analgésico, relajante muscular y nootrópico ( ayuda a mejorar el razonamiento).

Plantas
Una gran cantidad de plantas tienen acción ACHE reversible. Se han contabilizado más de 150 de ellas. Un ejemplo de ellas es el Ginkgo biloba, un magnífico antioxidante que mejora la circulación cerebral y que también tiene una acción ACHE ligera. Algunas de ellas son especialmente interesantes y conocidas como la salvia, cártamo, amapola de playa, fumaria, etc… que se pueden preparar en forma de tisanas o infusiones.
El bacopa monnieri, una planta de la India, también se considera una planta que mejora  la capacidad cognitiva, la memoria y el aprendizaje, muy utilizad en la medicina ayurvédica.

Como conclusión, tan sólo hacer una advertencia final. Lo que hemos explicado en este artículo no es una panacea. Una dieta correcta y el consumo de las especias es aceptable para todo el mundo, niños y mayores pero siempre se debe consultar a un especialista y que todo tratamiento, sea el que sea , este supervisado por terapeutas especializados y con amplia experiencia.

Montserrat A