miércoles, 29 de octubre de 2014

HOJA DE COCA Y SUS EFECTOS

LA HOJA DE COCA Y SUS EFECTOS
La hoja de coca la conocí en el Perú hace algunos años. Me sorprendió pues el motivo de tomarla fue el impacto, debido a la altitud de la ciudad, que sufrí de mareos y mal estar.
Ahora os explico algo más de sus efectos y sus contraindicaciones a modo de interés general.
El consumo de la hoja de coca data de por lo menos hace 5.000 años (algunas fuentes dicen 7.000). Hoy se estima que alrededor de 8 millones de personas en la región andina la consumen diariamente. Para muchos de ellos, la hoja de coca es una fuente muy importante de proteínas, minerales y vitaminas. En un estudio realizado por la Universidad de Harvard en 1975 (The Nutritional Values of the Coca Leaf) la hoja de coca se caracteriza como una de las plantas más nutritivas del mundo.

Valor nutritivo de 100 gramos de hojas de coca (Univ. de Harvard, EEUU)
Proteínas 19,9 gr.
Minerales
-Fósforo 405 mg
- Potasio 1110 mg.
- Calcio 2191 mg.
- Magnesio 911 mg.
- Hierro 36 mg.
- Zinc 4 mg.
- Boro 24 mg.
Vitaminas
-Alfa y beta caroteen 16,6 mg.
- B1. 0,8 mg.
- B3 1,7 mg.
- B6 8,6 mg.
- C 2 mg.
- E 53 mg.
- H 0,5 mg.

Aparte de sus valores nutritivos, la hoja de coca tiene propiedades medicinales, que son producidos por sus alcaloides. Los alcaloides son compuestos orgánicos que están presentes en muchas plantas. Constituyen una reserva de energía y ayudan a la planta a defenderse contra los insectos y las enfermedades. Alcaloides conocidos son: cafeína, nicotina, quinina teobromina, teína.
Cada alcaloíde tiene un efecto específico en nuestro cuerpo. Depende de la dosis y de la composición si los alcaloides son curativos o letales. El alcaloide más conocido en la hoja de coca es la cocaína. Sin embargo, el consumo de cocaína a través de la hoja de coca no es comparable con el consumo de la cocaína como sustancia aislada, que es el producto de un proceso complejo que implica varios productos químicos.
En la hoja de coca todos los alcaloides están en equilibrio. Cuando una persona consume hojas de coca la cocaína mediante un proceso enzimático se convierte en otro alcaloide, ecgonina, que llega a la sangre mientras que los restos de la cocaína abandona el cuerpo a través de los intestinos sin ser procesados. El tiempo que dura para que la ecgonina alcance al cerebro es de 20 minutos. Cuando uno fuma o esnifa la cocaína como sustancia aislada, llega al cerebro en cuestión de segundos.

ALCALOIDES DE LA HOJAS DE COCA
Atropina o Escopolamina (C17 h33 N O3): Reduce el temblor y la rigidez del parkinson, deprime los ganglios básales, reduce la secreción salivar, bronquial y gástrica, aumenta la frecuencia cardiaca, es midriática (dilata la pupila).
Benzoiloxitropina: Hidroliza la Inulina, es vigorizante, optimiza el uso de los carbohidratos, optimiza el funcionamiento del páncreas que es la que regula el peso.
Benzoina: resuelve problemas de gastritis y úlceras, acelera la formación de células musculares.
Cocaína (C17 h31 N O4): Es el ester metílico de la benzoil-ecgonina, un alcaloide cristalizable que inhibe la conductividad nerviosa, de ahí su propiedad como anestésico local, la cocaína natural y sus alcaloides asociados, elevan la acidez de la sangre y metabolizan el ácido úrico, convirtiéndola en urea, motivo por el que combinado con sal y silicatos, combaten el reumatismo, artritis, gota, arteriosclerosis, osteoporosis.
Cocamina (C15 H12 N O2): Es un alcaloide no cristalizable, altamente volátil, que actúa como sedante.
Conina (C8 H15 N): Es un analgésico; actúa directamente sobre el sistema nervioso, siendo un buen antidepresivo.
Cuscohigna: Tiene propiedades de la Pectina, es antidiarreico y digestiva; ayuda a eliminar los radicales libres, es antioxidante.
Ecgonina (C9 H15 N O3): Es un derivado de la atropina con el carboxilo, en el carbono 3 de la piridina, tiene propiedades de metabolizar grasas y glucidos, razón por la que los acullicadores de coca, mantienen su cuerpo esbelto y de constitución física fuerte y saludable; es un buen regulador de peso y mejora el funcionamiento del páncreas, generando un equilibrio enzimático.
Erhitroxina: Con propiedades similares a la globulina; de propiedades sinérgicas que aumenta el sistema inmunitario, manteniendo siempre en equilibrio los glóbulos blancos y rojos; aumenta las células en la sangre y la hemoglobina, es cardiotónico y pulmonar.
Higrina: Estimula la glándula salivar, es un tónico excelente para la laringe y la garganta, aumenta la oxigenación al pulmón, evitando en las alturas el soroche, o descompensación del oxígeno de las alturas y la sequedad de la garganta.
Pyrydina (C9 H5 N): Acelera la formación y funcionamiento del cerebro, de ahí que la coca, por su composición tan compleja, aumenta el volumen de irrigación sanguínea a la apófisis, traduciéndose en una mejoría del cuerpo en general.
Quinolina (C9 H7 N): Ayuda a fijar el esmalte de la dentadura; se combina muy bien con la vitamina A, fósforo y calcio, evitando la formación de caries dental.
Tropacocaína: Es antitumoral y antineoplásico.
Reserpina: Alcaloide hipotensor y tranquilizante; causa liberación de catecolamina y serotonina; mejora el funcionamiento del riñón, actuando como regulador de la presión sanguínea; quita el cansancio y la sed.
Según varios estudios científicos, el uso de la hoja de coca tiene efectos antibacterianos y antiparasitarias en el tratamiento de dolores de estómago, infecciones y diarrea, reduce la fiebre, tiene efectos anestésicos, entre otros durante el parto, en caso de dolores de muela, cabeza o músculos, y es un remedio para irritaciones de la piel y de los ojos.
De la misma manera, el uso de la hoja de coca tiene un efecto regulador sobre la circulación sanguínea, el corazón, enfermedades pulmonares como el asma, el mal de altura, embolía, un efecto estimulante en el caso de la impotencia y otras formas de fatiga, y un efecto calmante y analgésico en caso de trastornos nerviosos.
Varios investigadores en América del Sur han encontrado que el consumo de la hoja de coca puede resultar útil en el tratamiento del consumo problemático de cocaína. Consumir hojas quita la ansia de cocaína y ayuda así a reducir el consumo de cocaína. Si tiene acceso a hojas de coca la mayoría de las personas involucradas en el estudio prefiere masticar hojas de coca en lugar de consumir cocaína.
En 1978, Dr. Andrew Weil del Museo Botánico de la Universidad de Harvard, EEUU, publicó un estudio, ’La Hoja de Coca como Agente Terapéutico’ en el que atribuye a la hoja de coca las siguientes propiedades terapéuticas, entre otras:
1. Como remedio natural en caso de problemas estomacales: la hoja de coca resulta purificar y relajar los músculos, lo que reduce estos síntomas. No tiene efectos secundarios negativos.
2. Como sustituto del café: la hoja de coca funciona igual de estimulante sobre el sistema nervioso central, pero no provoca problemas de estómago o de circulación sanguinaria. Tampoco es adictiva.
3. Como antidepresivo. El efecto de la administración es mucho más rápido que las preparaciones químicas y no causa un sentimiento "drogado".
4. En el tratamiento de la fatiga aguda causada por el exceso de ejercicio o el estrés.
5. En programas de adelgazamiento o terapias de movimiento. El consumo de la hoja de coca fomenta la actividad física, pero también es nutritiva, por lo que el cuerpo puede moverse más.
6. Como recurso natural para las personas que realizan trabajos físicos o deportes intensos.
7. Como tónico para las personas que utilizan mucho su voz, como cantantes y artistas.
8. Como analgésico para el dolor de muelas y úlceras en la boca.

Efecto en el estrés
Es difícil ver a un consumidor habitual de hojas o harina de coca que sufra de estrés o depresión, grandes males de nuestra época.
En prueba de laboratorio con extracto de Coca se comprobó su acción inmediata frente a una situación de estrés: Las propiedades antioxidantes se reflejan primeramente en el incremento de la actividad del súperóxido dismutasa (SOD) y en la  disminución del grado de peroxidación lipídica. No se ha observado el incremento de la glutation en los grupos con tratamiento, esto debido a respuesta inmediata que presentó la SOD para combatir el estrés. Al respecto se puede leer la tesis universitaria: Determinación de la actividad antioxidante del extracto refinado atomizado desalonizado de Coca en un modelos experimental del ejercicio extenuante - Bachiller de Velásquez Piñas, William, UNSCH, Ayacucho, 2005).

Efecto en el hígado
La experiencia recogida nos revela la acción limpiadora de la Coca sobre un hígado graso. Hemos observado también cómo en el campo algunos chacchadores habituales de coca no sufren del hígado graso, fibrosis o de cirrosis a pesar de consumir alcoholes de dudosa calidad y en cantidades regulares. Esta misma curiosidad llevo al Dr. Roger Ramos Aliaga a investigar el caso y  comprobó el efecto hepatoprotector de la hoja de coca a través de un estudio de laboratorio publicado en el 2006: Efectos antioxidantes y hepatoprotector de un extracto alcalino de Hojas de Coca; que estuvo basado en su investigación “Metabolismo del etanol y condiciones del hígado en la rata” UNMSM, 2004). El abuso del alcohol y de la cocaína pura corrompe gravemente al hígado y cuando se consumen juntos forma un hepatotóxico denominado cocaetileno. Sin embargo, cuando se consume el alcohol con la Hoja de Coca no sucede este fenómeno porque, como afirma del Dr. Ramos Aliaga, el elevado valor antioxidante del extracto de hoja de coca, a diferencia de la cocaína sintetizada, sugiere que otros componentes de la hoja natural  como son las vitaminas A, C, E, taninos, flavonoides, etc. , tienen propiedades antioxidantes que habrían contribuido a este fenómeno.
Efecto en el sistema digestivo
La fibra de la Coca tiene tres componentes conocidos: la celulosa, la hemicelulosa y la lignina. Contiene una cantidad considerable de fibra celulosa, significativamente mayor que la del salvado de trigo; esta celulosa, permite acelerar el tránsito intestinal y formar las heces.Su fibra hemicelulosa fortalece la flora intestinal produciendo mayor cantidad de ácidos grasos volátiles. Su cantidad es ligeramente mayor que la del salvado de trigo y considerablemente mayor que el de las verduras tales como la espinaca, col y lechuga. El tercer compuesto, la lignina, es un antioxidante que impide la liberación de los radicales libres y posee una mayor capacidad de absorber grasas. Permite la unión del hierro con el zinc. Su contenido es mayor que el del salvado de trigo, la alcachofa, espinaca, lechuga y acelga.
Por último, el consumo de su fibra ayuda a aumentar el colesterol bueno (HDL).

CONTRAINDICACIONES DE LA HOJA DE COCA
Consumida racionalmente tal como recomendamos, no hemos encontrado ninguna contraindicación  hasta el momento. Solo por precaución el consumo de la harina de coca debe darse de menos a más, iniciándose con un cuarto de cucharita.
En las mujeres embarazadas debe aún estudiarse. En algunas comunidades de la sierra centro las hemos visto chacchar sin ningún problema. Amigas y parientes embarazadas no han sentido efectos negativos al consumirla en harina.
Los niños hiperactivos deben desintoxicarse primero y empezarán con mate de coca o con alimentos enriquecidos y luego poco a poco con la harina, consumiendo la punta de la cucharita. En este caso, es indispensable acompañar con un cambio de hábitos alimentarios naturales y la eliminación total de alimentos industrializados que contengan aditivos químicos.
Las personas con afecciones cardiacas, con el corazón afectado, deben limitar su consumo a la infusión de coca.
Las personas postradas y convalecientes pueden iniciar su consumo con infusión y luego de a pocos la harina o chacchado.
En todos estos casos singulares, por precaución ha de evitarse consumir la coca con cal, llipta, bicarbonato de sodio o hervida, para evitar el aumento de pulsaciones y esa energía extra que dado el caso puede ser contraproducente. Siempre es recomendable que un profesional de la salud haga seguimiento para tranquilidad de todos. Fuente: Inkanatur.

Montserrat A