viernes, 30 de septiembre de 2016

EL DON DE DISCUTIR SIN PELEARSE/ GIFT OF DISCUSS WITHOUT QUARRELING

Muchas veces cuando discutimos acabamos por pelarnos con la otra persona. Nuestro estado de ánimo, nuestra falta de control de las emociones, etc… todo suma para acabar en un lugar donde no nos conviene estar ni tampoco que ocurra.
Evitar el enfrentamiento dañino no significa renunciar a defender tus posiciones pero el dialogo civilizado enriquece, solo es necesario saber cómo manejarlo.

Discutir es un ejercicio necesario y saludable para tener un estado de ánimo positivo y unas relaciones personales satisfactorias. Cuando lo realizamos de manera correcta nos permite reafirmar nuestras posturas y autoestima así como estrechar lazos con otras personas. Sin embargo, nos empecinamos en discusiones poco productivas e incluso dañinas. En ese momento la discusión acaba derivando en pelea , que además acostumbran a ser las personas a las que más queremos, con las que tenemos mayor confianza y con las que perdemos más fácilmente los estribos.

Podríamos preguntarnos el porqué de la falta de control llegando a dos conclusiones:
·         Ideas fijas: Uno de los motivos por los cuales nos cuesta mantener una discusión civilizada es porque nuestro cerebro tiende a fijar sus energías en un solo punto de vista. Para poder evitar esta situación, la parte frontal del cerebro debe poner a un lado nuestra perspectiva inicial para atender a la perspectiva del otro y hacer un ejercicio de flexibilidad de actitudes. Parece sencillo pero puede garantizar que es bastante complejo.

·         Autodefensa: Otro motivo es porque nuestro cerebro activa una respuesta de defensa hacia las personas, opiniones o actitudes que son distintas a las nuestras. Las personas con menos habilidades sociales son más proclives a adoptar tanto un estilo de comunicación pasivo como agresivo.
Hay que intentar que la ira nos domine. Hay que escuchar ante cualquier desacuerdo, todas las opiniones  y las personas son igual de valiosas. Tenemos derecho a enfadarnos o discrepar, pero expresado con calma y en tono normal. Es importante estudiar las señales que da nuestro cuerpo y nuestro estado de ánimo: si sentimos nerviosismo o si estamos a punto de estallar, pidamos 5 minutos y salgamos, oxigenemos la cabeza. Nos ayudará a  afrontar la situación de manera más asertiva. Sin gritos ni vocabulario inadecuado.

Cuadro de actitudes
¿Y TU COMO ERES?
PASIVA
ASERTIVA
AGRESIVA
Baja autoestima
Buena autoestima
Baja autoestima
Evitar confrotaciones
buscas progresar
Asusta no ser escuchado
No dices lo que piensas
Escuchas al otro
Buscas dominar
Te dejas avasallar
expresas tus sentimientos
Usas expresiones fuertes
Prefieres complacer
Alcanzas acuerdos
No escuchas al otro
Acumulas frustración
Sientes aprecio y satisfacción
Provocas rechazo en los demás


Actitudes que separan
Actitudes que acercan
Planearlo como un duelo entre ganador y perdedor
Entender el otro punto de vista y valorar lo que aporta
Pretender que la otra persona cambie de opinión
Buscar puntos en común y un lugar de encuentro
Amedrentar al otro con gestos exacerbados
Negociar utilizando una forma de hablr calmada
Reprochar cosas del pasado para noquear al otro
Centrarse en el tema actual para hallar una solución
Descalificar y poner etiquetas tipo "eres egoísta"
Reforzar los progresos y crear un clima conciliador.

No olvidemos que callar no es la solución porque nos crea frustración y puede aumentar la ira explotando cuando menos nos interese.
Pero tampoco es bueno discutir y cerrarnos a cualquier opinión porque quizás trabajar con más opiniones suele ser enriquecedor, en muchas ocasiones.

Montserrat A

THE GIFT OF DISCUSS WITHOUT QUARRELING
Many times when we discussed just by pelarnos with the other person. Our mood, our lack of control of emotions, etc ... it all adds up to finish in a place where we should be neither happens.
Avoid damaging confrontation not mean giving up defending your positions but civilized dialogue enriches, you only need to know how to handle it.

Arguing is a necessary and healthy to have a positive mood and satisfactory personal relations exercise. When performed correctly it allows us to reaffirm our positions and self-esteem as well as closer ties with others. However, we persist in unproductive and even harmful discussions. At that time the discussion just drifting into a fight, which also tend to be the people we most want, with whom we have more confidence and with that more easily lose his temper.

Might wonder why the lack of control reaching two conclusions:
• Fixed ideas: One of the reasons why we find it hard to maintain a civilized discussion is because our brain tends to set their energies in a single view. In order to avoid this situation, the front of the brain must put aside our initial perspective to meet the other's perspective and make flexibility exercise attitudes. It seems simple but it can ensure that is quite complex.
• Self-Defense: Another reason is because our brain triggers a defense response to people, opinions or attitudes that are different from ours. People with fewer social skills are more likely to adopt a style both passive and aggressive communication.

We must try that anger dominate us. You have to listen to any disagreement, all opinions and people are equally valuable. We have a right to get angry or disagreeing, but expressed calmly and in a normal tone. It is important to study the signals that gives our body and our mood: if we feel nervous or if we're about to explode, ask five minutes and get out, oxygenate head. It will help us cope more assertively. No shouting or inappropriate language.

Attitudes box
Please see attached above additional information.
Do not forget that silence is not the solution because it creates frustration and anger can increase exploding when we least interested.
But it is not good to discuss and get stuck into any opinion because perhaps work more often enriching opinions on many occasions.


Montserrat A