lunes, 8 de febrero de 2016

Que es más importante: las calorías o la calidad de los alimentos?

imagen de google
Siempre que nos ponemos a dieta, o simplemente cuando
queremos cuidar un poco más nuestra alimentación, escuchamos la misma frase: tienes que comer menos. Pero, ¿qué es más importante? ¿comer menos o comer mejor? Es tan fácil entonces hacer dieta? Entonces, porque no nos surge efecto a todo el mundo igual?
Analizamos la importancia de las calorías y de la calidad de los alimentos para ver en qué nos debemos centrar si queremos estar más sanos pero también más delgados. No hay que engañarse quien quiere hacer dieta no es por salud, solamente, es para verse mejor y más guapo según cada uno .
¿Las calorías cuentan? ¿Cuentan todas por igual?
El debate está servido entre los que defienden una “dieta limpia” (entiéndase como una dieta basada más en alimentos que en productos, evitando la comida basura) sin fijarse tanto en las calorías y los que creen que el balance energético es lo primordial. La cantidad de calorías que tomamos en nuestro día a día siempre cuenta si lo que queremos es controlar nuestro peso: si comemos más de lo que gastamos, aumentaremos de peso, y ocurrirá lo contrario si ingerimos menos calorías de las que necesitamos. Pero esto no es lo único que importa.
Hay muchas más cuestiones que entran a formar parte de este debate: los porcentajes de macronutrientes de nuestra dieta, qué efecto tienen los distintos alimentos en nuestro organismo una vez los hemos ingerido, qué reacciones hormonales desencadenan en nuestro cuerpo… Las calorías cuentan, por supuesto, pero no es lo único que debemos tener en cuenta a la hora de cuidar nuestra alimentación.

El primer paso para cuidar nuestra alimentación y que sea de calidad es el de primar los alimentos por encima de los productos: comprar alimentos frescos (frutas, verduras, carnes y pescados, legumbres) es el paso básico para una alimentación sana. Evita los productos con una interminable lista de ingredientes: con alimentos frescos puedes preparar todo lo que quieras en casa, sabrás lo que estás cocinando y lo que estás comiendo.
Cocina en casa siempre que puedas y opta por cocciones sanas. Cocinando tú mismo no solo apreciarás más el plato que vas a degustar, sino que además sabrás exactamente lo que ocurre en los alimentos desde que los compras en el súper hasta que te los llevas a la boca. Las cocciones saludables (al vapor, al horno, al wok, a la plancha, en papillote) no alteran la calidad ni los nutrientes de los alimentos y no aumentan sus calorías en exceso.

Aprende a leer las etiquetas nutricionales: cuando adquieras algún producto, habitúate a leer la etiqueta nutricional, y no a quedarte solo en la información publicitaria. Esto te ayudará a saber realmente lo que comes y a optar por alimentos y productos de una mayor calidad. Un producto que se proclama en grandes letras en su etiqueta como “bajo en grasas” puede que esconda en su interior una gran cantidad de azúcar. Leyendo las etiquetas esto no te pasará desapercibido y podrás optar por el alimento que mejor se adapte a tus necesidades. Artículo escrito por Raquel Rodríguez.

Montserrat A


Tips for good health: They matter more calories or food quality?
Whenever we start a diet, or just when we want to look a little more our diet, we hear the same phrase: you have to eat less. But what is more important? To eat less or eat better? It is so easy then dieting? So why do not we effect arises everyone equally?
We analyze the importance of calories and food quality to see what we should focus if we want to be healthier but also thinner. Do not be fooled who wants dieting is not health, but it is to be better and more beautiful as each.

Do calories count? Are all count the same?
The debate is between those who advocate a "clean diet" (ie a diet based more on food than on products, avoiding junk food) without looking both calories and those who believe that the energy balance is paramount. The amount of calories we take in our day to day always consider if we want to control our weight, if we eat more than we spend, we will increase weight, and the opposite will happen if we eat fewer calories than we need. But this is not all that matters.
There are many more issues become part of this debate: the percentages of macronutrients in our diet, what effect different foods in our bodies once the have eaten, what hormonal reactions triggered in our body ... Calories do count, of course but it is not the only thing to consider when taking care of our food.

The first step in protecting our food and it is the quality of food prevail over products: buy fresh foods (fruits, vegetables, meat and fish, vegetables) is the basic step to healthy eating. Avoid products with a long list of ingredients: fresh food you can prepare all you want at home, you know what you're cooking and what you're eating.
Cooking at home whenever possible and opt for healthy cooking. You cook yourself not only appreciate more the dish you're going to taste, but also know exactly what happens in food since the shopping in the supermarket until you take them to the mouth. Healthy cooking (steamed, baked, wok, grilled, en papillote) do not alter the quality or nutrients from food and do not increase their excess calories.

Learn to read nutrition labels: When you purchase a product, Get into the habit to read the nutritional label and not to be alone on the information. This will help you really know what you eat and choose foods and products of higher quality. A product that is proclaimed in large letters on the label as "low fat" may be hiding inside a lot of sugar. Reading labels this will not go unnoticed and can choose the food that best suits your needs. Article by Raquel Rodriguez.

Montserrat A