domingo, 27 de septiembre de 2015

LOS FITOESTRÓGENOS Y SU NECESIDAD

Los fitoestrógenos son compuestos químicos no esteroideos, que se encuentran en los vegetales pero son similares a los estrógenos humanos, y con acción similar (efecto estrogénico) u opuesta (efecto antiestrogénico) a éstos. Normalmente se encuentran en muy pequeñas cantidades en los alimentos. Su actividad estrogénica se debe sobre todo a su similaridad química con las hormonas animales.
Su relevancia para la nutrición aún está en investigación en aspectos como el efecto en la regulación del colesterol o el mantenimiento de la densidad ósea en la menopausia. Dado que la ingestión de estos compuestos está relacionada con unos determinados hábitos alimentarios, es difícil diferenciar la verdadera causa de los efectos positivos.
Estos compuestos son principalmente flavonoides. Los más conocidos son las isoflavonas que se encuentran habitualmente en la soja y en el trébol rojo, el lignano, flavonas y cumestanos.
Las isoflavonas se encuentran en una gran variedad de plantas y vegetales, en especial en las leguminosas y gramíneas. Dos de las especies más abundantes en estos compuestos químicos son la soja y el trébol rojo, tal y como mencionábamos anteriormente.
Para ejercer su acción beneficiosa sobre el organismo, deben ser alterados por la flora intestinal y luego metabolizadas y transformadas a nivel hepático.
Las isoflavonas tienen un demostrado efecto anticancerígeno, a través de variados mecanismos hormonales y no hormonales, muchos de los cuales aún están en estudio. Es importante aclarar que muchos de estos estudios se han realizado con dosis de fitoestrógenos muy altas, imposibles de alcanzar con la dieta, no existiendo hasta el momento actual un consenso acerca de los reales efectos de la ingesta de isoflavonas con la dieta.

Algunos alimentos ricos en fitoestrógenos
El trébol rojo es una de las principales fuentes del fitoestrógeno isoflavona. Se le llama trébol rojo, aunque no tiene forma de trébol; su nombre científico es Trifolium pratense y pertenece a la familia de las leguminosas. En el mercado hay muchas opciones para adquirirlo, aunque si es posible cultivar la planta será mucho mejor. El consumo de esta planta tiene infinitos beneficios para la salud, pero en el caso de la menopausia ayuda a reducir los sofocos y ayuda a prevenir la osteoporosis.
Los Cereales también son una importante fuente de fitoestrógenos, algunos de los más efectivos, que podrás encontrar en cualquier tienda son avena, centeno, cebada, arroz integral, trigo bulgur y cuscús. Estos puedes prepararlos de la manera que más te guste, aunque cuanto menos procesados estén mayores serán sus propiedades.
La Alfalfa: los brotes de alfalfa poseen un alto contenido en fitoestrógenos, y además son deliciosos en ensaladas, o bien consumidos solos con un poco de aceite de oliva virgen extra.
Las Espinacas: es una hortaliza especialmente rica en isoflavonas. Además posee un alto contenido en hierro, ayudando en la prevención de la anemia.
Semillas de linaza: son ricas en fitoestrógenos, y en ácidos grasos saludables.
La Soja: la soja o soya es uno de los alimentos con alto contenido en isoflavonas más conocidos. Destacan tanto la soya como sus derivados (tofu y leche de soja sobretodo).
Las Semillas también puedes consumir semillas como girasol, sésamo, calabaza, amapola y semillas de lino. Puedes comprar algunos gramos de cada una y mezclarlas, e incorporarlas a ensaladas, tartas o incluso combinarlas con cereales y preparar granola para tu desayuno o merienda.
Legumbres y frijoles Las legumbres como la semillas de soja y todos los productos a base de soja como el tofu, el tempeh, la harina de soja, (excepto la salsa de soja) y algunos frijoles como garbanzos, judías, alubias, habas, guisantes verdes son una riquísima fuente de fitoestrógenos naturales que puedes consumir con regularidad.
Los Vegetales los vegetales también pueden ser una rica fuente de fitoestrógenos y lo mejor es que son muy fáciles de incorporar a nuestra dieta habitual. Algunos de los vegetales que puedes consumir con mayor frecuencia son cebollas rojas, judías verdes, apio, pimientos, salvia, ajo, brócoli, tomates y brotes de soja.
Todos estos alimentos son fácilmente de encontrar en el mercado e incorporarlos a nuestra dieta. Se recomienda consumirlos con regularidad, pero si te cuesta un poco incluirlos en tus comidas, debes tener en cuenta que los más ricos en isoflavonas son el trébol rojo y las semillas de lino.
La menopausia es una etapa, que todas las mujeres pasamos por ello, algunas con más síntomas y dificultades, otras con menos, pero los cambios hormonales son un hecho y como tales van a afectarnos.
Algunos médicos recomiendan consumir algún tipo de hormona química para que los cambios no sean tan bruscos, sino que sea algo progresivo y sin tanta alteración. Sin embargo, no en todos los casos son aconsejables, por lo que se propone la alternativa natural de los fitoestrógenos, ayudando a bajar de peso, aportar nutrientes y siendo una fuente de energía.
Este cambio trae aparejado algunos síntomas, que dependiendo de la mujer pueden ser muy leves o muy molestos. Algunos de los síntomas más comunes son falta del deseo sexual, mal humor, depresión, calores, insomnio, sequedad vaginal, caída del cabello y problemas de peso, entre otros.
Al analizar cómo transitaban la menopausia las mujeres asiáticas, se dieron cuenta que estas vivían este período con mayor naturalidad y sin tantas molestias. Los médicos estudiaron el comportamiento de estas mujeres y se dieron cuenta que la dieta habitual de las mujeres asiáticas, basada en semillas, granos y cereales, era lo que ayudaba a que no se produjeran las alteraciones que sufrimos las mujeres occidentales.
Por lo tanto analizaron un conjunto de alimentos, denominados fitoestrógenos, responsables de que las mujeres asiáticas tuvieran un porcentaje menor de enfermedades, que pueden ser consecuencia de la menopausia, como cáncer de colon, mama y útero, diabetes, sobrepeso, problemas cardiacos, osteoporosis, etc.
No fumar, no consumir alcohol, mantener una alimentación saludable, realizar ejercicios de relajación, practicar ejercicio físico son también factores muy importantes a la hora de atravesar el período de la menopausia, pues nuestro organismo pasa por cambios importantes y por lo tanto debemos cuidarnos lo más posible. Fuentes: wikipedia, natursan.net
Montserrat A

PHYTOESTROGENS AND NEED
Phytoestrogens are chemicals nonsteroidal compounds, found in plants but are similar to human estrogen, and similar action (estrogenic effect) or opposite (anti-estrogenic effect) thereto. Normally they found in very small amounts in foods. Its estrogenic activity is mainly due to its chemical similarity to the animal hormones.
Its relevance for nutrition is still under investigation in areas such as the effect on cholesterol regulation or maintaining bone density at menopause. Since the ingestion of these compounds is associated with certain dietary habits, it is difficult to distinguish the real cause of the positive effects.
These compounds are mainly flavonoids. The best known are the isoflavones commonly found in soy and red clover, lignans, flavones and coumestans.
Isoflavones are found in a wide variety of plants and vegetables, especially legumes and grasses. Two of the most abundant species in these chemicals are soybeans and red clover, as mentioned earlier.
To exercise their beneficial effect on the body, they should be altered by the intestinal flora and then metabolized and transformed in the liver.
Isoflavones have a proven anticancer effect through various hormonal and non-hormonal mechanisms, many of which are still under study. It is important to note that many of these studies have been conducted with very high doses, unattainable diet phytoestrogens not exist until the present consensus about the real effects of isoflavone intake with diet.

Some foods rich in phytoestrogens
Red clover is one of the main sources of isoflavone phytoestrogen. It is called red clover, but has no way of clover; its scientific name is Trifolium pratense and belongs to the legume family. In the market there are many options to acquire, although it is possible to grow the plant will be much better. Eating this plant has endless health benefits, but in the case of menopause helps reduce hot flashes and helps prevent osteoporosis.
Cereals are also an important source of phytoestrogens, some of the most effective, you can find in any store are oats, rye, barley, brown rice, bulgur and couscous. They can prepare the way you like, but the less processed the better are its properties.
Alfalfa: Alfalfa sprouts have a high content in phytoestrogens, and they are delicious in salads or eaten alone with a little extra virgin olive oil.
Spinach: vegetable is an especially rich in isoflavones. It also has a high iron content, assisting in the prevention of anemia.
Flax seeds: are rich in phytoestrogens, and healthy fatty acids.
Soy: is a food high in most known isoflavones. They highlight both soybeans and their derivatives (tofu and soy milk especially).
The seeds can also be consumed as sunflower seeds, sesame, pumpkin, poppy and flax seeds. You can buy a few grams of each and mix them, and incorporate them into salads, pies or even combine them with granola cereal and prepare for your breakfast or snack.
Legumes and beans Legumes such as soybeans and all soy products such as tofu, tempeh, soy flour (except soy sauce) and some beans and chickpeas, beans, beans, beans, peas greens are a rich source of natural phytoestrogens that can consume regularly.
Vegetable can also be a rich source of phytoestrogens and it is best that are easy to incorporate into our diet. Some of the vegetables that you consume most often are red onions, green beans, celery, peppers, sage, garlic, broccoli, tomatoes and bean sprouts.
All these foods are easy to find on the market and incorporate them into our diet. It is recommended to consume regularly, but if it costs a bit to include in your meals, keep in mind that the richest are red clover isoflavones and flax seed.
Menopause is a stage that all women go through it, some more symptoms and difficulties, others less, but hormonal changes are a fact and as such will affect us.
Some doctors recommend consuming some type of chemical hormone for the changes are not so abrupt, but it's something progressive and without much alteration. However, not all cases are advisable, so the natural alternative of phytoestrogens, helping you lose weight, provide nutrients and be a source of energy is proposed.
This change brings with it some symptoms, depending on the woman can be very mild or very upset. Some of the most common symptoms are lack of sex drive, moodiness, depression, hot flashes, insomnia, vaginal dryness, hair loss and weight problems, among others.
By analyzing how transited menopausal Asian women, they realized that these were living more naturally this time without much trouble. Doctors studied the behavior of these women and realized that the usual diet of Asian women, based on seeds, grains and cereals, was what helped the alterations that Western women suffer not occur.
Therefore they analyzed a set of food, called phytoestrogens, responsible for Asian women have a lower percentage of diseases that can be caused by menopause, such as colon cancer, breast and uterus, diabetes, obesity, heart problems, osteoporosis , etc.
Smoking, drinking alcohol, maintain a healthy diet, relaxation exercises, physical exercise are also very important factors when crossing the menopause period, because our body goes through major changes and therefore we must guard it possible. Sources: Wikipedia, natursan.net

Montserrat A