viernes, 7 de noviembre de 2014

EJE CAFETERO: PARQUE DEL CAFÉ COLOMBIA

Mirador
EJE CAFETERO: PARQUE DEL CAFÉ
Hacía tiempo que quería visitar este lugar. Dicho así parece que hablemos de un lugar pequeño donde el recorrido es de un par de horas, pues no, es un lugar inmenso con una belleza increíble.
Empezó el día pronto, a las 4.30h de la mañana. El motivo un viaje al Eje cafetero de Colombia. Llegamos a Armenia lugar atractivo y moderno , por lo menos la parte norte, con grandes edificios y casas residenciales muy bonitas y en ese momento comenzó la aventura.
Nos sorprendió gratamente todo lo que vimos, verde y sol por doquier, un paisaje que no deja indiferente a nadie.
Al llegar a la Hacienda cafetera donde nos hospedamos, iniciamos nuestra primera visita. Primero dejamos la maletita y nos pusimos en marcha camino al parque del café.
Fue todo una sorpresa, pues no sabíamos muy bien que nos iba a deparar pero fue muy agradable.
Vistas teleférico
El parque podríamos decir que se divide en 3 partes. La primera se encuentra el mirador donde las panorámicas de los cafetos y alrededores  dejan a uno atónito, plantas, flores, guaduas, etc… las vistas hacen olvidar los tres pisos de escaleras para poder llegar arriba. También en el mismo espacio  se encuentra un estanque rodeado de múltiples tipos de palmeras, flores llenas de colores vivos, pájaros de colores increíbles… y en frente el museo  del café donde explican su origen y como llego a Colombia.
También se explica los tratamientos desde su recolección hasta el momento de su consumo o exportación. Todo ello dentro de una típica hacienda cafetera del lugar.
Después nos dirigimos  a recorrer la segunda parte del parque que es la entrada al sendero ecológico. Es muy bonito y con buen aroma pues los cafetos marcan el camino ofreciendo el verde intenso de sus hojas y los granos verdes y rojos , llamados las cerezas del café. Pero no solo eso, se pueden observar animales, flores y otros tipos de cultivo como el banano .
Me sorprendió, no solo la plantación, sino todo el ambiente, organización y la paz del lugar que te envuelve por los cuatro costados.  
Siguiendo el camino nos encontramos con un cementerio indígena muy interesante donde explicaban los tipos de tumbas, sus motivos y dimensiones.
Tren
El camino continuaba sin saber la cantidad de cosas que todavía nos quedaban por ver bajo el sol y calor pero eso no freno nuestras ganas de conocer el lugar. Pasamos por la zona de tipos de café y variedades así como por las diferentes estaciones donde nos explicaron como cultivar el esqueje del café, su plantación , los 8 meses necesarios para ver los granos de café ,la recolección y tueste si no es para la exportación. Pero todo no es tan fácil y bonito, hay que saber que cada determinado tiempo las plantas son atacadas por plagas y por tanto el café que es natural hay que arrancarlo y sustituirlo por otro que sea de diferente tipo, evitando esa plaga aunque sabiendo que en un tiempo determinado esa planta será atacada y destruida por otra plaga diferente.
Al terminar nos dirigimos a puente colgante desde donde se puede observar con sorpresa  los grandes Guaduas, llamados bambusales. Son autóctonos del lugar y crecen con mucha facilidad hasta el punto que hay que cortarlos y controlar su expansión o arruinarían todas las tierras.
Luego nos dirigimos a la tercer parte del parque, que en realidad, es un parque de atracciones muy bien organizada y bonita.
Pero dicha parte está centrada en  una plaza, la Plaza Bolivar envuelta por edificios típicos de la época colonial cafetera, llena de colores vivos y combinaciones increíbles dando vida al lugar. Aquí puedes tomar un zumo natural de Lulo, guayabana, etc… de lo que quieras y comer.
Imagen del Bosque de Mitos y Leyendas
En la parte trasera de la plaza , se puede coger un tren que te enseña todas las atracciones y el cual cogimos porque nos pareció bonito y nos ahorró una hora de camino. Al llegar donde queríamos nos fuimos a disfrutar de las atracciones como dos chiquillos, los rápidos, la montaña rusa, karts… pero el tiempo apremiaba así que desde allí, regresamos y empezamos nuestra   segunda caminata por el bosque de Mitos y Leyendas.
Fue realmente bonito, rodeados de flores increíbles, plantas… realmente toda una invitación a la evasión del día a día. El camino fue agradable pero subiendo cada vez más aunque la pendiente de la misma era baja y por tanto se pudo hacer bien. En varios rincones habían estatuas con sus nombres y su leyenda, muy curioso
La verdad es que durante todo el recorrido en el parque se ven frutales, mangos, limoneros, mandarinas, papayas, etc… es una tierra fértil que creo que cuando cae al suelo una semilla a los 10 días ya tienes un árbol, es algo increíble, es la belleza natural en todo su esplendor.
Al finalizar, ya eran las 14.30h nos fuimos al Show del café, os lo recomiendo y si venís, no se os ocurra no asistir, es precioso.
A las 15h empezó el show y se trataba de 40 minutos de baile electrizante colombiano, lleno de pasión, color y entrega. Me pareció bello y colorista, trajes bonitos que mostraban en cada cuadro de baile el floklore de cada región, fue muy emocionante y divertido. Recomendado!!!
Al terminar el espectáculo nos fuimos a coger el teleférico para tener otra panorámica  de todo lo que habíamos vistos y la verdad es que fue otra sorpresa, ver la belleza que nos ofrece la naturaleza si la cuidamos y la respetamos.
Para entonces eran las 14.30h y el parque empezaba a recoger. Nosotros estábamos destrozados y con ganas de sentarnos y descansar.

Montserrat A