martes, 7 de octubre de 2014

CUERPOS SIN EDAD, MENTES SIN TIEMPO

Como decía un anónimo, cuando dejamos de crecer
empezamos a envejecer y es una realidad.
Según el médico indio Deepak Chopra la conciencia es capaz, no sólo de producir grandes cambios en el organismo, sino de curar enfermedades y revertir el proceso del envejecimiento… ¡hasta 15 años!.
El sistema de curación de Chopra que incluye Meditación trascendental, del que ha sido un gran divulgador, se basa en la medicina Ayurvédica, que con más de cuatro mil años de antigüedad afirma  que cuerpo y mente están estrechamente unidos, así como que la conciencia crea al cuerpo y que ésta tiene un enorme poder sobre él.

Antiedad, envejecer más lentamente
En 1993, Cuerpos sin edad, mentes sin tiempo se convirtió en el libro más popular de Deepak Chopra. En él se hace una especie de síntesis entre la medicina Ayurvédica y la física cuántica, señalando que los pacientes que acusan  remisiones espontáneas de cáncer “saltan a un nuevo nivel de conciencia que prohíbe la existencia del cáncer. Un “salto cuántico” de un estado a otro superior”.
Se dice que sus terapias poseen vibraciones específicas que contrarrestan la “vibración cuántica” del cuerpo; en todo caso se basan , como decimos, en la Medicina Ayurvédica, y en plantas medicinales.
Si la vida física no es un fenómeno aislado, sino que por el contrario, es proyectada por nuestra conciencia, disponemos de un inmenso potencial creativo para transformar nuestro cuerpo. Y una de las cosas que podemos hacer es “parar” el proceso del envejecimiento.
Es evidente que no podemos volver atrás en el tiempo , pero sí podemos actuar sobre nuestra edad “psicológica” actuando sobre sus marcadores psicológicos: inmunidad, fuerza y masa muscular, presión sanguínea,  tasa metabólica, densidad ósea, regulación de la temperatura, contenido de grasa, capacidad aeróbica, nivel de colesterol , niveles de hormonas sexuales, tolerancia al azúcar, sistema auditivo, visión, y estado de piel.
Para modificar estos marcadores, dice Chopra que el mejor método es la práctica regular de la meditación, que mantiene regulares los niveles hormonales, la presión sanguínea, el intercambio enzimático…y a la vez permite conectar con la fuente de energía universal.
El contacto regular con lo sagrado tiene una inmensa capacidad transformadora sobre todos los niveles: cuerpo, mente y emociones, y ,  por extensión, sobre las personas y las cosas que nos rodean.

10 consejos para no envejer
1.       Cambio de percepción: Hemos sido educados para percibir el universo como algo material, pero la realidad va más allá de lo que perciben nuestros cinco sentidos. Derechos cambiar esta percepción tan limitada y ver el entorno y a nosotros mismos como una red de energías.
2.       Tiempo: Ni para el cuerpo causal ni para el alma existe la noción de tiempo; por medio de la meditación podemos situarnos en ese plano superior y llegar a metabolizar la eternidad.
3.       Sueño: Es vital poder disfrutar de un buen descanso para detener el envejecimiento. No importan tanto las horas como la calidad del sueño .
4.       Nutrición: Según el Ayurvéda, el cuerpo se siente en equilibrio cuando se toman los seis sabores básicos (astringente, dulce, amargo, salado, agrio y picante). Los alimentos deben ser lo más frescos y naturales posible porque así aportan mayor cantidad de energía.
5.       Ejercicio: Es fundamental practicar ejercicio físico de forma regular para revertir los marcadores biológicos dela edad.
6.       Eliminación de toxinas: Evitar el consumo de alcohol, alimentos precocinados, proteínas animales y toxinas emocionales ( miedos, estrés, ira…)
7.       Unión cuerpo-mente: Debemos escuchar a nuestro cuerpo porque nos informará mejor que nadie de cualquier desequilibrio interno.
8.       Amor: La mejor forma de estimular  el sistema inmunológico es dar  y recibir amor
9.    Flexibilidad: Una conciencia flexible y creativa permite resolver cualquier problema evitando el conflicto.
10.   Asombro:Una mente joven conserva su capacidad de asombro y disfruta al máximo cada momento.


Montserrat A