martes, 25 de febrero de 2014

PARA QUE SIRVE EL AJO Y LA CEBOLLA / WHAT CAN WE DO WITH GARLIC AND ONIONS?

EL AJO Y LA CEBOLLA
El ajo y la cebolla, a pesar de su característico aroma, han visto
confirmadas por los científicos de forma unánime sus asombrosas propiedades.

Desde hace al menos 5000 años, el cultivo del ajo y de la cebolla aparecen en Asia Central y Oriente Medio hasta su llegada al Mediterráneo, en especial a Egipto, y hacia China, en donde su empleo en la cocina ya era corriente en más de 2000 años a.c.

El codex Ebers, un papiro médico egipcio que data de esta época, menciona más de veinte remedios hechos con ajo considerados eficaces para una variedad de afecciones como el dolor de cabeza, las lombrices, la hipertensión y los tumores.

El naturalista romano Plinio el Viejo, que en su “Historia natural” llegó a describir no menos de sesenta y un remedios hechos con ajo.

El ajo se recomendaba para tratar  las infecciones, los problemas respiratorios, los problemas respiratorios, los problemas digestivos, así como la falta de energía. Fue introducido en Europa por los romanos y su empleo se intensificó en la Edad Media como un medio para luchar contra la peste y otras enfermedades contagiosas, y después, en los siglos XVIII y XIX, contra enfermedades como el escorbuto y el asma.

Luis Pasteur confirmó los potentes efectos antibacterianos  del ajo. El aroma y el sabor tan característicos de las diferentes especies de Allium se deben a su elevado contenido en diversos compuestos fitoquímicos azufrados.
Durante el tiempo de conservación  de los bulbos de ajo a temperatura fresca acumulan gradualmente aliína, el constituyente principal del ajo. Cuando se machaca un diente de ajo, las células del bulbo se rompen, lo cual provoca la liberación de una enzima llamada aliinasa, que entra en contacto con la aliína y la transforma muy rápidamente en alicina, molécula muy aromática y responsable del fuerte olor que desprende el bulbo cuando se machaca.

La alicina es una molécula muy abundante, pero muy inestable . La mayoría  de la gente ha oído hablar de esta famosa alicina, porque  todos los fabricantes de suplementos de ajo ensalzan los beneficios de sus productos en gran parte basándose en su contenido en alicina. Es una publicidad inexacta, porque estos suplementos no contienen alicina sino aliína.

El medio más sencillo de conocer exactamente la cantidad de alicina ingerida es, pues, consumir ajo fresco. Se producen reacciones muy similares con la cebolla troceada.

Las verduras de la familia del ajo sugieren que son fundamentales en la prevención del cáncer del aparato digestivo, en especial del cáncer de esófago, de estómago y de colon.

Los primeros indicios sobre el papel de prevención del cáncer de estómago proceden de estudios epidemiológicos realizados en la provincia de Yangzhong, en donde se observa una fuerte proporción de este tipo de cáncer. El análisis de las costumbres  alimentarias demostró que la población de aquella zona consumía relativamente poco ajo y cebolla.

Se han obtenido resultados similares en Italia, al comparar la dieta de los habitantes del norte, donde el ajo se usa poco, con los del sur, grandes consumidores de ajo.
La familia del ajo podrían prevenir otros tipos de cáncer , sobre todo el de próstata.

El ajo parece especialmente eficaz para evitar el desarrollo de los cánceres causados por las nitrosaminas, unos compuestos químicos de gran potencial cancerígeno. Son compuestos químicos  de gran potencial cancerígeno. Son compuestos químicos de gran potencial cancerígeno. Son compuestos químicos  formados por la flora intestinal a partir de los nitritios, una clase de agentes alimentarios muy utilizada como conservas y en los productos  hechos con carne como el salchichón, el beicon y el jamón. Al impedir la formación de nitrosaminas, potentes carcinógenos que se unen al ADN , los compuestos  fitoquímicos del ajo reducen el riesgo de que estos compuestos provoquen mutaciones en el ADN y con ello el riesgo de desarrollar un cáncer.

Los compuestos del ajo y de la cebolla también podrían interferir en el desarrollo del cáncer por sus efectos sobre los sistemas responsables de la activación y la desintoxicación de las sustancias extrañas con potencial cancerígeno.

La consecuencia inmediata de estas dos propiedades es que las células están menos expuestas a los agentes cancerígenos y,  por tanto, son menos susceptibles de sufrir daños en su ADN que den lugar al desarrollo del cáncer.

Así que los compuestos del ajo, como los presentes en las verduras de la familia de la col, pueden considerarse agentes de prevención de primera  línea, que impiden el desarrollo del cáncer desde su inicio.

El ajo puede atacar directamente al tumor. Los compuestos del ajo también pueden atacar directamente las células de los tumores y provocar su destrucción por apoptosis.
En efecto, el tratamiento con diferentes compuestos de ajo de células aisladas de cáncer de colon, de mama, de pulmón, de próstata e incluso de leucemias provoca cambios decisivos en el crecimiento de las células tumorales y activa el proceso que conduce a su muerte.

Las propiedades anticancerosas de las verduras de la familia del ajo parecen relacionadas principalmente con su contenido en compuestos azufrados.

En el caso de la cebolla, no hay que despreciar el elevado aporte de ciertos polifenoles, como la quercitina, una molécula que puede impedir el crecimiento de gran número de células cancerosas cultivadas en el laboratorio y que interfiere en el desarrollo de cáncer.

Se siguen estudiando las moléculas del ajo para conocer mejor cómo funcionan. En todo caso, no hay ninguna duda de que el ajo y los otros vegetales de esta familia merecen un lugar destacado en la estrategia de prevención del cáncer mediante la alimentación. Fuente: Integral revista

Montserrat A.


GARLIC AND ONION
Garlic and onion , despite its characteristic aroma, have been confirmed by scientists unanimously its amazing properties.

Since at least 5000 years , the cultivation of garlic and onion appear in Central Asia and the Middle East until it reaches the Mediterranean , especially Egypt, and from China , where his job was in the kitchen and over current 2000 years BC

The Codex Ebers , an Egyptian medical papyrus dating from this period , mentioned more than twenty remedies made with garlic considered effective for a variety of conditions such as headache, worms , hypertension and tumors .

The Roman naturalist Pliny the Elder in his " Natural History " came to describe not less than sixty-one remedies made with garlic.

Garlic is recommended to treat infections , respiratory problems , respiratory problems , digestive problems , and lack of energy. It was introduced to Europe by the Romans and their use intensified in the Middle Ages as a means to combat the plague and other contagious diseases, and later, in the eighteenth and nineteenth centuries , against diseases such as scurvy and asthma.

Louis Pasteur confirmed the potent antibacterial effects of garlic . The aroma and flavor so characteristic of the different species of Allium are due to its high sulfur content in various phytochemicals .
During the shelf life of garlic bulbs to cool temperature gradually accumulate alliin , the main constituent of garlic. When a garlic clove is crushed , the cells are broken bulb , which causes the release of an enzyme called alliinase , which comes in contact with alliin and allicin changes very quickly , very aromatic molecule responsible and strong odor apparent when the bulb is crushed .

Allicin is a very abundant molecule , but very unstable. Most people have heard of this famous allicin, because all garlic supplements manufacturers extol the benefits of their products largely based on their content of allicin. Is an inaccurate advertising because these supplements do not contain allicin but alliin .

The simplest way of knowing exactly how much allicin ingested is therefore consume fresh garlic. Similar reactions with the chopped onion produce .

Vegetables garlic family suggests are fundamental in the prevention of cancer of the digestive tract , particularly the esophagus, stomach and colon cancer .

Early indications on the role of prevention of stomach cancer comes from epidemiological studies Yangzhong province , where a high proportion of this type of cancer is shown . The analysis of food habits showed that the population of that area consumed relatively little garlic and onion.

Similar results were obtained in Italy , comparing the diet of the inhabitants of the north, where garlic is garlic guzzlers little used, with the south .
The family of garlic might prevent other types of cancer, especially prostate cancer.

Garlic is especially effective to prevent the development of cancers caused by nitrosamines chemical compounds of cancer-causing potential . Chemical compounds are cancer-causing potential . Chemical compounds are cancer-causing potential . They are chemical compounds formed by the intestinal flora from the nitritios , a class of agents widely used as food and canned products made with meat like sausage , bacon and ham. By preventing the formation of nitrosamines , which are potent carcinogens DNA binding phytochemicals garlic compounds that reduce the risk of these compounds causing DNA mutations and thus the risk of developing cancer .

The compounds in garlic and onion could also interfere with the development of cancer through their effects on the systems responsible for the activation and detoxification of foreign substances with carcinogenic potential .

The immediate consequence of these two properties is that the cells are less exposed to carcinogens and thus are less susceptible to DNA damage leading to the development of cancer.

So garlic compounds , such as those found in vegetables of the cabbage family , agents can be considered first-line prevention , preventing the development of cancer since its inception.

Garlic can directly attack the tumor. Garlic compounds may also directly attack the tumor cells and induce their destruction by apoptosis .
Indeed , treatment with different compounds isolated garlic colon cancer cells , breast , lung , prostate and leukemia even decisive causes changes in the growth of the tumor cells and activates the process leading to their death .

The anticancer properties of vegetables garlic family seem mainly related to their content of sulfur compounds .

In the case of onions , should not disregard the high contribution of certain polyphenols , such as quercetin , a molecule that can inhibit the growth of numerous cancer cells cultured in the laboratory and which interferes with the development of cancer .

Continue studying molecules garlic to better understand how they work. In any case , there is no doubt that garlic and other plants of this family deserve a prominent role in cancer prevention strategy by feeding place . Source: Integral review


Montserrat A.