jueves, 10 de octubre de 2013

ADAPTACION A LA ESCUELA

COMO FACILITAR A UN NIÑO,  LA ADAPTACIÓN A LA ESCUELA
Acompañar al niño en la separación de la madre y favorecer su integración
en el espacio escolar le ayudará a establecer nuevos vínculos afectivos y a desplegar su potencial en la escuela. La progresividad y el respeto a las necesidades personales de cada pequeño son la clave para lograrlo .
Pronto comenzará un nuevo curso escolar y, como cada año, miles de niños se incorporarán por primera vez a la escuela, un proceso que suele ser emocionalmente intenso para los niños, las familias y los educadores. Dada su importancia, se hace necesario reflexionar sobre lo que puede implicar esta vivencia y sobre la manera en que los adultos podemos acompañar este proceso para que se viva del modo más relajado y armonioso posible. Ante todo, es preciso matizar el término “adaptación”, entendido como adaptación de los niños a la escuela, sin que esta realice ninguna modificación y sin contemplar una situación que a menudo es mucho más importante ; la separación afectiva de la figura de apego, normalmente la medre, que es, quizá, de todas las separaciones que vivimos los seres humanos , la más importante y la que puede dejar una huella más profunda en el inconsciente emocional. La manera en que de pequeños vivimos la separación puede tener repercusiones profundas en la personalidad.

Las separaciones son parte de la vida, y el distanciamiento con la figura de apego en el momento adecuado es, sin duda, un proceso madurativo necesario. La cuestión es, cómo facilitar que este proceso tenga lugar de la manera más adecuada posible para cada niño; con el tiempo, ritmo, intensidad y acompañamiento adecuados.
La incorporación a la escuela implica además dos situaciones añadidas: la construcción de nuevos vínculos afectivos con otras personas y la adaptación a las nuevas pautas  de comportamiento de la institución escolar. Nuevos límites, nuevos roles, nuevos valores y códigos, nuevas expectativas y a demanda de convivencia en grupo hasta ahora inexistente.

Desde la óptica de la Educación viva, consideramos que los seres humanos, para mantener la salud emocional, hemos de satisfacer tres necesidades vitales: la necesidad de protección, la de vinculación y la de desarrollo de nuestras potencialidades.

Algunas escuelas vivas disponen de grupos  de crianza destinados a niños y niñas menores de 3 años, espacios donde la presentica de las familias es cotidiana y esto facilita  mucho la  separación y la incorporación posterior a la institución escolar. Y es que , llegado el momento, la medida más importante para favorecer la sensación de seguridad es la presencia de algún familiar en e aula durante el tiempo que dure el proceso  de aseguración.

Algunos niños se sienten más seguros si se llevan de casa un  juguete o un objeto con ellos. Este objeto de transición proporciona al pequeño la conexión con la familia y con su hogar.

Cuando un pequeño vive un nivel elevado de inseguridad y estrés, es posible que en casa muestre síntomas como una mayor necesidad de apegarse a la madre en todo momento , una menor intención de exploración y de juego autónomos, miedos y pesadillas por las noches, la reacción del niño es la de buscar la presencia y seguridad de los padres .

La incorporación a la escuela puede ser vivida también como un abandono y, los niños tienen la necesidad de tensar las situaciones para comprobar si los padres todavía lo quieren. Si el pequeño cuenta con esta actitud amorosa y paciente en casa , lo más frecuente es que los síntomas de ansiedad remitan . Pero si no es así, es posible que todavía no esté preparado para la vivencia escolar.
Al acabar la jornada, si el pequeño lo desea, puede ser adecuado quedarse un rato en el patio y tenga una vivencia de placer al finalizar el día.
Al recoger el pequeño, es mejor no avasallarle a preguntas sobre cómo ha ido el día. A menudo  son ellos mismos los que sacan los temas que les inquietan, si disponen de la atención  y compañía del adulto, mientras hacen alguna cosa conjuntamente.

Al recoger al niño, es importante observar con precisión cómo está, cuál es su energía, cómo es su mirada…
En ese momento, el adulto debe estar plenamente disponible para él y dar prioridad a la situación , porque el pequeño puede sentir una mezcla de emociones contradictorias. A menudo, el pequeño reclama exclusivamente nuestra atención, señal de que necesita de ella.
No debemos olvidar que la institución escolar cubre más bien una necesidad económica y social que una necesidad vital de los niños.
En consecuencia, es indispensable que los educadores y las familias intentemos adaptar los entornos  escolares para  acoger las necesidades de cada niño, de tal manera que la vivencia escolar vaya en la línea  del respeto a los procesos de vida, piedra angular para la construcción de personalidades adultas sanas, sensibles y abiertas a la experiencia.



PROVIDED AS A CHILD , THE ADAPTATION TO SCHOOL
Leading children 's separation from the mother and encourage their integration into the school environment will help to establish new emotional ties and realize their potential in school. Escalation and respect for the personal needs of every small are key to achieving this .
Soon begin a new school year and , as every year , thousands of children will be incorporated for the first time to the school , a process that is often emotionally intense for children , families and educators. Given its importance, it is necessary to reflect on what this experience may involve and how adults can accompany this process to be living in the most relaxed and harmonious as possible. Above all , we must clarify the term "adaptation" , understood as children's adjustment to school , without this make any modifications without contemplating a situation which is often much more important , the emotional separation from the attachment figure , normally thrive , which is , perhaps, of all separations we live humans, the most important and which may leave a deeper mark on the emotional unconscious . The way we live small separation can have a profound impact on the personality .

Separations are part of life , and alienation with the attachment figure at the right time is , without doubt, a necessary maturation process . The question is , how to facilitate this process takes place in the best way possible for each child over time, pace , intensity and appropriate accompaniment .
The school involves joining two situations also added : building new bond with other people and adapt to new patterns of behavior of the school . New boundaries , new roles, new values ​​and codes , new expectations and demands of group living so far lacking .

From the perspective of living Education , we believe that human beings , to maintain emotional health , we must satisfy three basic needs : the need for protection, bonding and development of our potential .

Some schools have live breeding groups for children aged under three years , spaces where families is presentica everyday and this greatly facilitates the separation and subsequent incorporation into the school . And, in due course, the most important measure to promote the sense of security is the presence of a relative in and classroom for the duration of the assurance process .

Some children feel more secure if they take home a toy or object to them. This transitional object provides the connection to the small family and your home .

Once a child is experiencing a high level of insecurity and stress at home may show symptoms such as an increased need to stick to the mother at all times , a lower intention autonomous exploration and play , fears and nightmares at night , the child's reaction is to seek the presence and safety of parents.

The addition to school can be lived well as abandonment and children have the need to tense situations to see if the parents still want him . If the child has a loving and patient attitude at home, the most common is that anxiety symptoms subside. But if not, you may still not be ready for the school experience .
At the end of the day , if you want small , it may be appropriate to stay a while in the yard and have an experience of pleasure at the end of the day.
When picking the small , better not victimize questions about how the day went . Often it is they who take the issues that worry them , if they have the care and adult company , while doing something together.

When you pick up the child , it is important to see precisely how you are, what your energy, how his eyes ...
At that time , the adult must be fully available to him and give priority to the situation , because little can feel a mixture of emotions. Often only the small claims our attention , a sign that she needs .
Do not forget that the school covers rather an economic and social necessity that a vital need of children.

Consequently , it is essential that educators and families try to adapt the school environment to accommodate the needs of each child, so that the school experience go in the line of respect for life processes , the cornerstone for the construction of personalities healthy adult , sensitive and open to the experience.