domingo, 19 de mayo de 2013

MASAI MARA Y SU TIERRA


MASAI MARA
SUS DANZAS

Es una cultura curiosa empezando por su atuendo, su filosofía
de vida y sus costumbres y folklores.
Sus raíces son guerreros pero poco a poco , de forma muy lenta, como ocurre en estos parajes van entendiendo que sus raíces y costumbres no están reñidas con los avances, con la cultura y la preparación de cara al futuro.
En cuanto a su físico: Tanto los hombres como las mujeres son presumidos pero yo diría que los hombres lo son más. Ambos  van  afeitados de cabeza y no tienen cejas pero si unas pestañas larguísimas. Ambos son guapos de cara: ojos redonditos, nariz ancha pero de perfil afilado con lóbulos perforados para poder colgar sus pendientes u objetos de decoración que tanto gustan de llevar en días festivos.
Atuendo: ellos llevan un pantalón corto y encima una tela roja estampada como vestido. Esto siempre conjunta con un cinturón de piel oscuro de donde cuelga un machete. Son típicos en ellos los collares de grano de colores largos engarzados con pequeñas cadenitas y medallitas plateadas. Estos collares cuelgan al través de un hombre y siempre tienen mucho cuidado de llevarlos a la vista y bien colocados. A todo esto, cuando salen de paseo por el monte o la montaña les acompaña siempre su arco y flechas (envenenadas). El veneno lo sacan de la corteza de un árbol después de un proceso de cocción que el dicho proceso es su secreto.
Ellas llevan los mismos collares pero los vestidos son de colores vistosos combinados como rosa y azul, amarillo y verde, etc… y un pañuelo por encima de vistosos colores y estampados. Por el contrario ellos nunca llevan el color amarillo o rosa, pero si el resto de colores sobre todo el azulón y el rojo estampados a cuadros.
Generalidades: Como he dicho, son presumidos y ambos sexos se perforan los lóbulos de los
oídos de donde cuelgan abalorios, y pendientes de grano de colores.
Se casan muy jóvenes, sobre todo las mujeres, sobre los 14 o 15 años. Podríamos llamar al hecho una transacción económica pues ella no es libre de elegir al marido, por lo menos por ahora. La promiscuidad es grande por parte de hombre y de mujeres siendo, aparentemente, aceptado por ambos.
Los hombres pueden tener más de una mujer o esposa, todo depende, de lo que puedan mantener pero en cualquier caso, el índice de natalidad es muy alto.
Ellos no acostumbran a hacerse cargo de todos los hijos. Ellos pueden prestar a sus esposas a amigos, etc… es una práctica, no sé si habitual pero si en práctica.
Las mujeres también son promiscuas y está bien visto que como amantes tengan a los “guerreros” hombres jóvenes, fuertes y bellos de los que la propia comunidad están orgullosos.
Dicho esto, me gustaría incluir un artículo sobre esta apasionante tribu escrita por el periodista Kari Mutu  y titulada NO PLACE FOR WARRIORS.
SU MAYOR TROFEO
El Maasai moran ha sido la piedra angular de su sociedad desde la tribu encontró su camino en el África oriental, pero la modernización ha hecho todo menos hizo el papel redundante. ¿Cuál es el futuro de estos guerreros orgullosos y cómo pueden las tradiciones masai y los valores encajar en el presente?
A finales de 2011 más de 4000 jóvenes masai se iniciaron como II Moran, guerreros, en la región de Amboseli, Tsavo del sur de Kenia. Una ceremonia Eunoto se celebró en abril de 2012 para retirarse guerreros Maasai Mara en Narok-zona. Mediados de octubre vio a los guerreros de alto rango de la Irmataparto sub-clan recibir bendiciones durante el Ng'udisin Enkanga oo (sede de la Sitck caminar) acto celebrado en Bissil. Enkanga oo bendiciones Ng'udisn preparar guerreros para convertirse en los mayores.
Para todos los intentos y propósitos, la cultura tradicional masai está prosperando en el siglo 21. Pero, la verdad sea dicha, nunca podría volver a presenciar estos ritos antiguos de pasaje, y eso no es porque se producen sólo una vez cada 15 años. La realidad es que el país Maasai ha llegado a una encrucijada crítica, una intersección entre el camino bien pisado de las tradiciones mantenidas caro y la carretera a la modernización y el desarrollo.
Nicolas Moipei, profesor de música y un masai de IIkeek Onyokie clan, resume esta contradicción. "Sí, es posible continuar con nuestras viejas tradiciones, pero sólo si la gente rechaza irrelevantes prácticas culturales. De lo contrario se quedarán atrás, sólo es capaz de trabajar como vigilantes y no conseguir puestos profesionales. "Una elección ha de hacerse entre la cultura y la conservación de cambio acogedor.
Orígenes: La masai son parte de la gente que habla Maa-nilóticos que emigraron hacia el sur desde la parte alta del río Nilo en Kenia y Tanzania. Durante siglos, estos pastores nómadas estamparon sus derechos de pastoreo a través de vastas extensiones de savannahas Este de África. Sin embargo, los tratados coloniales de 1904 y 1911 los desalojados de las tierras de pastoreo en el
Valle del Rift central y reduce su interacción habitual hasta ahora con los pueblos vecinos.
MUJERES MASAI
Sin duda, el aislamiento continuo durante décadas permitió al Maasai para conservar su cultura en los tiempos modernos, junto con una firme determinación de preservar su sociedad. Los Maasai desarrollado un sistema mediante el cual la edad set sociedad se dividió en grupos de edad con funciones claramente definidas: los niños pequeños, los jóvenes no circuncidados, los hombres casados y las mujeres, los ancianos y la tan admirada Moran.
Sólo los jóvenes que han sido circuncidados pueden llegar a ser moran. "A veces los niños se agitan sus padres para las ceremonias de iniciación". Revela Moipei, un investigador ávido de cultura masai, "porque quieren (a) se convierten en los nuevos guerreros. "Los ancianos acercarse a la olaiboni (líder espiritual) solicitando un nuevo período circuncisión abrirse y sólo él determina el tiempo apropiado para la Emuratta (iniciación) período.
Iniciación marca una transición importante en la vida Maasai. Para las niñas, ahora son elegibles para el matrimonio y para los niños es la puerta de entrada a la emocionante vida de guerrero del capó. Todos los niños circuncidados en el mismo período a formar parte de un colectivo guerrero edad-set.
"El guerrero grupo de edad tiene una circuncisión de la derecha y de la izquierda consiste en un antes y después establecer de iniciados. Cada uno tiene una duración de unos siete años, expone Moipei. Cada generación guerrero lleva el nombre de nuevo por la olaiboni y es recordado por este nombre en largo sobre el anciano-hood.
Guerrero vida termina a los 14 años con la ceremonia Eunoto en una fecha y lugar que determine el olaiboni. "Eunoto podría retrasarse por un año o dos si las condiciones no eran favorables, por ejemplo, durante una sequía", explica Moipei.
En la antigüedad, Eunoto fue un evento único comunal realizado para todos los guerreros de todo Maasailand. "Nowad" ys, debido a la gran población de Maasai, los diferentes clanes tienen sus propias ceremonias Eunoto ", añade Moipei.
Eunoto es un momento emocional que significa el fin del año de vida sin preocupaciones. Las madres afeitarse las cabezas de los guerreros como símbolo de cierre y no es raro que un moran arrojar Tearse como su color ocre cerraduras caer a sus pies. "Fue un momento doloroso, casi como una maldición", dice MOipei. "El pelo nunca se cultivó largo de nuevo y la joyería se ha retirado y guardado. En ocasiones especiales, un anciano tenga que usar su joyería antigua, pero en general se consideró el estilo Diosa de la juventud.
MUJERES MASAI CON SU ATUENDO COMPLETO
Las realidades de hoy, Samuel Kaanki es un oficial de enlace con la comunidad de Amboseli en el sur de Kenia. A pesar de que disfrutamos de su guerrero-capilla que está convencido de que las actuales circunstancias tiene que cambiar. "Tenemos más de 4000 nuevos moran en esta zona y sin duda muchos de ellos les gustaría cazar leones. Y estos chicos tienen un montón de tiempo de inactividad ". Con un estimado de 40 por ciento de los guerreros que no están en la escuela sería un desastre para la población de depredadores de esta zona turística clave.
Por otra parte, las funciones guerreras tradicionales se han reducido a casi nada. El servicio militar es obsoleto, ganado asalto y asesinato león están prohibidos, y la seguridad es ahora administrado por las autoridades regionales. "Tenemos que revisar el valor de ser un moran hoy en día", admite Kaanki.

Masai Mara Tribu

A través de la Iniciativa para la Educación Moran (MEI) y sus colegas Kaanki han, durante los últimos dos años se ha propugnado cambios en las prácticas culturales que son perjudiciales para las comunidades y el medio ambiente.
"Yo les digo que miren esto y así, mató a muchos leones, pero ahora trabaja como vigilantes y casi no posee ningún ganado. Esta otra persona nunca ha matado a un león ya la vez es un hombre muy exitoso.
Además, el estilo de vida guerrero de múltiples relaciones es muy poco aconsejable en estos días. "Trato de hacerles entender los riesgos de realtionships casuales, ... riesgos tales como el adulterio, el embarazo adolescente y el VIH-SIDA. Pero el cambio de siglos de tradición no es una tarea fácil.
Valores de hoy, inevitablemente, escolaridad moderna tendrá prioridad sobre enseñanza tradicional moran .... sabe que el reto de terminar la escuela. "A veces usted encontrará que un niño va a la escuela, y después de unos años su padre declara," que ha hecho la escolarización suficiente, ahora ve y cuidar de mis vacas, "... hay que obedecer ... mi padre era el único de su hermanos para ir a la escuela. Así que yo también fui a la escuela.
... Si destruimos nuestro medio ambiente y nuestra fauna terminar nuestro futuro será destruido. Es lo mejor para nuestros guerreros para ir a la escuela y mantener las tradiciones ...


The Maasai moran has been a cornerstone for his society since the tribu found its way into East Africa, but modernization has all but made the role redundant. What is the future of these proud warriors and how can Maasai traditions and values fit in to the present?
TIERRA MASAI
In late 2011 over 4000 young Maasai men were initiated as II Moran, warriors, in the Amboseli-Tsavo region  of Southern Kenya. An Eunoto ceremony was held in april 2012 for retiring Maasai warriors in Narok-Mara area.  Mid-October saw the senior warriors of the Irmataparto sub-clan receive blessings during the Enkanga oo Ng’udisin ( home of the walking Sitck) ceremony held in Bissil. Enkanga oo Ng’udisn blessings prepare warriors to become elders.
For all intents and purposes, Maasai traditional culture is thriving in the 21St century. But truth be told, we might never again witness these ancient rites of passage, and that’s not because they occur only once every 15 years. The reality is , the Maasai nation has arrived at a critical crossroad; an intersection between the well-trod path of dearly held  traditions and the highway to modernization and development.
Nicolas Moipei, music professor and a Maasai from IIkeek Onyokie clan , sums up this contradiction. “yes it is possible to continue our  old traditions but only if people reject irrelevant cultural practices. Otherwise they will remain backward, only able to work as watchmen and not getting professional positions. “A choice has to be made between conserving culture and welcoming change.
Origins: The Maasai are part of the Maa-speaking Nilotic people who migrated southwards from the upper Nile River into Kenya and Tanzania. Over centuries, these nomadic pastoralists stamped their grazing rights over vast swathes of East Africa’s savannahas. But the colonial treaties of 1904 and 1911 dislodged them from grazing lands in the central Rift Valley and reduced their hitherto regular interaction with neighbouring peoples .
Undoubtedly, the continued isolation over the decades enabled the Maasai to retain their culture into modern times, coupled with a strong determination to preserve their society. The Maasai developed an age-set  system whereby society was divided into age groups with clearly defined roles: young children, uncircumcised youth, married men and women, elders and the much admired moran.
Only youth who have been circumcised can become moran. “Sometimes boys will agitate their parents for the initiation ceremonies”. Reveals Moipei, an avid enquirer of Maasai culture, “because they want (to) become the new warriors. “the elders approach the olaiboni (Spiritual leader) requesting a new circumcision period be opened and only he determines the appropriate time for the Emuratta ( initiation) period.
LA TERNURA SALVAJE DE AFRICA
Initiation marks a major transition in Maasai life. For girls, they are now eligible for marriage and for boys it is the gateway to the exciting life of warrior-hood. All boys circumcised in the same period become part of a collective  warrior age-set.
“The warrior age-group has a right-hand and left-hand circumcision consisting of an earlier and later set of initiates . Each lasts about seven years, expounds Moipei. Every warrior generation is named afresh by the olaiboni and is remembered  by this name long into elder-hood.
Warrior life ends after 14 years with the Eunoto ceremony on a date and location determined by the olaiboni. “Eunoto might be delayed by a year or two if conditions were not favourable, for example during a drought,” explains Moipei.
In olden days, Eunoto was a single communal event conducted for all warriors throughout Maasailand. "Nowad“ys, because of the large population of Maasai, the different clans hold their own Eunoto ceremonies”, adds Moipei.
Eunoto is an emotional time signifying an end to the year of carefree living. The mothers shave the warriors’ heads to symbolize closure and it is not uncommon for a moran to shed tearse as his ochre-coloured locks fall around his feet. “ It was a painfull time, almost like a curse”, tells MOipei. “The hair was never grown long again and the jewellery was removed and put away. On special occasions an elder might wear his old jewellery, but generally it was considered the dess style of the youth.
The realities of today; Samuel Kaanki is a community liaison officer from Amboseli in southern Kenya. Though he  thoroughly enjoyed his warrior-hood he is convinced that present circumstances have to change. “We have over 4000 new moran in this area and no doubt many of them would like to hunt lion. And these boys have a lot of idle time”. With an estimated 40 percent of the warriors not in school it would spell disaster for the predator population of this key tourism area.
Moreover, the traditional warrior roles have been whittled down to almost nothing. Military service is obsolete, cattle-raiding and lion killing are prohibited, and security is now administered by regional authorities.”We have to review the value of being a moran today,” admits Kaanki.
Through the Moran Education Initiative (MEI)  Kaanki and his collegues have, over the last two years been advocating changes  to culture practices that are detrimental to communities and the environment.
“I say to them look at so-and-so, he killed many lions but now works as a watchmen and hardly owns  any livestock. This other person has never killed a lion and yet is a very successful man.
Additionally, the warrior lifestyle of multiple relationships is extremely ill advised these days. “I try to make them understand the risks of casual realtionships, … risks such as adultery, teenage pregnancy and HIV-AIDS. But changing centuries of tradition is no easy task.   
Today’s values; Inevitably, modern schooling will take precedence over traditional moran instruction….he knows the challenge of completing school. “ you find sometimes that a boy goes to school, then after a few years his father declares, “ you have done enough schooling, now go and look after my cows,”… you have to obey…my father was the only one of his brothers to go to school. So I also went to school.
…if we destroy our environment and finish our wildlife our future will be destroyed. It is best for our warriors to go to school and to maintain traditions…