martes, 30 de abril de 2013

JAPON: LA FIESTA DE LA PRIMAVERA


FIESTA DE LA PRIMAVERA EN JAPON
 
El Año Nuevo significa para la cultura oriental el comienzo del periodo festivo
y vacacional más importante del año: la Fiesta de la Primavera, que se prolonga durante dos o tres semanas y que marca el fin de los rigores invernales hasta que termina con la Fiesta de las Linternas.

En Japón es una festividad muy popular, arraigada y tradicional, que coincide con la floración de uno de los árboles más queridos y abundantes en los parques y paseos de las ciudades, el cerezo (Sakura). Es muy conocida la predilección por la naturaleza que sienten los japoneses, por eso la forma de celebración más popular de la llegada de la primavera es el Hanami, una tradición extendidísima para los japoneses.

Literalmente, Hanami significa “contemplar las flores”, pero en realidad, la fiesta del Hanami supone que todos los parques, paseos, avenidas, templos, santuarios y lugares públicos donde hay cerezos se engalanan y es habitual reunirse en estos lugares entre amigos, familiares compañeros de trabajo, etc…
Al aire libre se celebran picnics con abundante comida y bebida típica de estas fechas, las empresas los organizan para los empleados, los estudiantes tienen vacaciones y los hacen en pandilla, las familias y amigos se reúnen y, además de comer y beber interpretan y tocan música, bailan, disfrutan de juegos, pasatiempos y entretenimiento.
El Hanami es una tradición milenaria que tuvo su origen en el Periodo de Nara como entretenimiento imperial y de la aristocracia. Aunque en aquella época la flor más admirada era la del ciruelo poco a poco, ya en el Periodo Heian, fue el cerezo la flor que fue objeto de contemplación, siendo hoy la flor no oficial de la nación. En la época Edo esta práctica se extendió entre los Samurais y el pueblo llano,  llegando hasta nuestros días como un espectáculo fascinante y lleno de simbolismo.

Cada año se elabora un calendario que marca el inicio del proceso de floración, que además es anunciado en las noticias y por la estación meteorológica; empieza a mediados de febrero en las zonas más al sur, como Okinawa, mientras que en las áreas del norte, como Hokkaido se prolonga hasta entrado el mes de mayo.

Estas reuniones festivas se realizan durante el día y en muchas ocasiones se prolongan por las noches, las celebraciones nocturnas se llaman Yozakura y en ellas hay mucho ambiente; en parques y en los alrededores de tamillos y santuarios, ríos, castillos, paseos y avenidas los establecimientos como los restaurantes, permanecen abiertos hasta más tarde y por las calles se colocan puestos ambulantes en los que comprar soubenirs, artesanía, comida, bebida y chuches además de especialidades de cada región. También se realizan conciertos o lecturas de poemas ( Haikus), mientras los japoneses disfrutan de una armoniosa ceremonia del té bajo los cerezos, sake , etc… y una buena comida en sus tradicionales cajas bento.
Japón homenajea constantemente el motivo de la flor de cerezo
como una celebración de la vida misma, podemos ver la imagen de la flor en templos, telas, pinturas… incluso se utiliza en gastronomía elaborando infusiones, licores y dulces.
Pero su uso no se limita aquí, sino que además la industria cosmética ha incluido la flor de Sakura en muchísimos de sus productos, tanto orientales como occidentales que se han hecho eco de esta filosofía del disfrute del momento como una forma de ver la vida sana y natural. Una flor que es de una belleza inigualable, delicada y con una vida plena, esplendorosa y corta.

SPRING FESTIVAL IN JAPAN
The New Year means for Eastern culture the festive period and start of the most important holiday of the year: the Spring Festival, which lasts for two or three weeks and that marks the end of the winter chill until it ends with the Feast of Lanterns.

In Japan is a very popular festival, rooted and traditional, which coincides with the flowering of one of the most beloved and abundant trees in the parks and promenades of cities, cherry (Sakura). It is well known predilection for nature that the Japanese feel, so the most popular way to celebrate the arrival of spring is the Hanami, a tradition for the Japanese extendidísima.

Literally, Hanami means "look at the flowers", but in reality, the Hanami party assumes that all parks, boulevards, avenues, temples, shrines and public places where there are cherry trees are decorated and is common in these places to meet with friends, family coworkers, etc ...
Outdoor picnics are held with plenty of food and drink typical of these dates, companies are organized for employees, students have holidays and make gang, families and friends gather and eat and drink as well as interpret and play music, dance, enjoy games, hobbies and entertainment.
Hanami is an old tradition that originated in the Nara Period as entertainment imperial and aristocracy. Although at that time the most admired flower was gradually plum, and in the Heian Period, was the cherry flower which was the subject of contemplation, is today the unofficial flower of the nation. In the Edo period this practice spread among the samurai and the common people, up to this day as a fascinating and full of symbolism.

Every year produces a calendar that marks the beginning of the flowering process, which is also announced in the news and the weather station; begins in mid-February in the areas further south as Okinawa, while in northern areas as Hokkaido extends well into the month of May.

These festive gatherings are held during the day and often continue late into the night, the night is called Yozakura celebrations and lots of atmosphere in them, in parks and around tamillos and sanctuaries, rivers, castles, walks and avenues of establishments such as restaurants, stay open late and the streets are placed in stalls to buy soubenirs, crafts, food, drinks and sweets as well as specialties of each region. Also performed concerts or poetry readings (Haikus), while enjoying a harmonious Japanese tea ceremony under the cherry trees, sake, etc ... and a good meal in their traditional bento boxes.
Japan celebrates constantly the reason for the cherry blossom as a celebration of life itself, we can see the image of the flower in temples, fabrics, paintings ... even used in infusions prepared cuisine, spirits and sweets.
But its use is not limited here, but also the cosmetic industry has included Sakura flower in many of his products, both East and West that have echoed this philosophy enjoy the moment as a way of seeing healthy living and natural. A flower that is of unparalleled beauty, delicate and with a full, magnificent and short.