domingo, 15 de julio de 2012

AL BORDE DE LA INSUMISION POR LA VOZ DE GALICIA


AL BORDE DE LA INSUMISIÓN

Ermitaño
Acabo de leer un articulo escrito por el Presidente y Editor de La voz de Galicia Don. Santiago Rey Fernández- Latorre del dia 13 de Julio en La Voz de Galícia. Publico algunos párrafos que me han parecido soberbios y en algún caso he incluido mi opinión o sugerencia . Leedlo , por favor y reflexionar , es realmente muy bueno.

Entre varias cosas dice:

……..No es precisamente gozoso gobernar en medio de semejante tempestad. Nadie puede arrendarle la ganancia. Porque, como suele pasar cuando sobrevienen cataclismos como el que estamos viviendo, el triunfador de las elecciones tiene que olvidar sus buenos deseos, retorcer sus promesas e incluso negarlas para hacer lo contrario de lo que propuso.

En primer lugar, habría que cuestionarse si tiene España que someterse a los dictados de quienes actúan solo por su propio interés, sea desde los grises despachos de Bruselas, los funcionales de Berlín o los lujosos de la City londinense y otras capitales del mundo.
Ni la Unión Europea, ni Alemania ni los famosos mercados están legitimados para imponerle a España una especie de suicidio económico y social. Porque los términos en que se está planteando -como ya le sucedió a Grecia y a Portugal- no son de ayuda, sino de usura.

Y si en el contexto europeo es inevitable someterse a semejante disciplina (que no es otra que socializar la miseria a marchas forzadas), un buen gobernante tiene la obligación de buscar alternativas con una sola finalidad: preservar al máximo los derechos, la forma de vida y las sanas expectativas de sus ciudadanos. 

Los políticos están para resolver problemas; no para agrandarlos.
Basta poner el ejemplo de la gestión de Bankia, contemplar el desahucio de una familia en paro o asistir a una manifestación de los pequeños ahorradores atrapados con trampa en las preferentes, para preguntarse por qué los que originaron este enorme daño a la sociedad se escabullen sin dar cuentas.

Del mismo modo, mucho antes de blandir el bisturí -como hace ahora este Gobierno, y antes el de infausto recuerdo-, habría que haber analizado con rigor dónde están las vías de fuga que vuelven insostenible el gasto público.

Si de verdad se quisiera ver, no llevaría mucho tiempo constatar que la dilapidación tiene su origen en la exagerada hipertrofia de las estructuras políticas. Ayuntamientos incapaces de sostenerse, diputaciones carentes de utilidad, comunidades autónomas creadas para engordar a la clase política, ministerios vacíos de contenido, instituciones acomodadas en el boato, televisiones públicas infladas en varias capas por cada gobierno de turno para asegurarse su propaganda.

Ahí es donde ni siquiera ha entrado el bisturí del Gobierno. Sin embargo, ha cortado sin contemplaciones en el único tejido sano que tiene España: su gente, su clase media.

El poder no se ha atrevido con los que tienen poder, pero sí con los que no lo tienen.( esto lo subrayo yo y lo pongo en negrita.

En primer lugar, ha hundido a toda la población haciendo subir el IVA justo cuando más detenido está el consumo. Es tal la aberración (por lo que tiene de contradicción con los cacareados objetivos de crecimiento y creación de empleo) que hasta algunas grandes empresas que tienen la fortuna de poder aguantar ya han anunciado que no lo repercutirán a los consumidores.

Retira la paga extra de Navidad a los empleados públicos, quizá el sector más injustamente tratado por este Gobierno y el anterior. El médico que atiende en la Seguridad Social, el profesor que se encarga de educar en el colegio público o en la Universidad, el bombero, el policía y todos los que sirven a los ciudadanos, despreciados una vez más por quienes deberían motivarlos.
Montse A.< aquí tengo algo que decir y es que me parece no solo injusto el retirar la Paga de Navidad,  también me parece humillante pero Sí SE DEBERÍA controlar la productividad de los empleados públicos y prescindir de aquellos que no tienen ningún respeto por el trabajo que desempeñan. De este modo, quedarían los merecedores de credibilidad profesional que los hay .

Reduce las ya de por sí exiguas e incompletas ayudas de la ley de dependencia, y envía al fondo del pozo a quienes tienen que atender a familiares impedidos, aun a sabiendas de que esa es la peor situación para poder conciliar las obligaciones personales con un trabajo.
Montse A.< creo que la solución al exceso de ayudas sería un mejor control y una coordinación de datos entre administraciones, Autonomías y Ayuntamientos porque señores conozco mas de una familia que viven de ayudas dadas unas por la Generalitat y por el Ayuntamiento , encontrándose cada mes con 2500€ sin trabajar. Esta es otra aberración, con los modernismos y con los avances tecnológicos que hay y que las Administraciones , Autonomías y Ayuntamientos vayan por cuenta y riesgo sin cruzar datos de nadie.

Si hoy se consuman todos estos duros hachazos a la vitalidad del país, nadie debería extrañarse de que se produzca no ya el desafecto general hacia los gobernantes actuales y anteriores, sino algo peor. Cada vez está más presente entre gente buena y civilizada la idea de que los políticos que les piden el voto terminan traicionándolos. Por eso crece el sentimiento de insumisión.
Lo cierto es que quienes desgobiernan así son los únicos culpables de que cada vez seamos más los que nos sentimos insumisos políticos.
Montse A< yo no voy a incluir nada mas pues ya no es necesario. Pero si pido a todo el mundo que lea esto que reflexione sobre la situación real que estamos viviendo.

Montserrat A